Viernes 20 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Un nuevo comienzo

Comparta este artículo ›

Columnista: Gustavo Galvis Arenas

La democracia cumplió su finalidad y los colombianos elegimos el Congreso y al Presidente de la República. Esperamos que para bien de nuestra Nación todo se desarrolle con la mayor facilidad y tanto la rama legislativa como el ejecutivo sean capaces de llegar a acuerdos y cumplir con las expectativas de un pueblo anhelante. Por un lado, es preciso que la oposición cumpla con su deber, realice un control político necesario y coherente, y el gobierno desarrolle sus programas con serenidad e inteligencia y sin recibir órdenes, debe administrar la cosa pública de acuerdo con sus criterios, sin retaliaciones.

El postconflicto debe ejecutarse con mucha discreción y entusiasmo con el fin de lograr los fines propuestos inicialmente. Ya se ha avanzado mucho, el proceso de paz fue exitoso porque se logró que el grupo más fuerte entregara sus armas y se ubicara en los sitios señalados para el desarrollo de la paz. Indudablemente, hay muchas fallas como en todo proceso humano y es preciso conjurar las disidencias y acabar con los movimientos ilegales que no tienen ideología ni una aspiración democrática. A pesar de los comentarios y las críticas sin sentido el país debe seguir adelante en su proceso de paz.

El presidente Santos ya logró comenzar el proceso, con la JEP le dio una consistencia jurídica, los mecanismos de la paz ya están dando resultados y la comunidad internacional apoya sin reservas el proceso de paz. En consecuencia debemos felicitar al presidente Santos con lo que logró hasta ahora y no satanizarlo porque eso no conviene a la Nación. Si esto no se le reconoce ahora después lo hará el país. Recordemos al presidente López Pumarejo quien realizó una serie de reformas y fue tan fuerte la oposición que terminaron derrocándolo. Hoy se dice que ha sido uno de los mejores mandatarios de la República. A Carlos Lleras lo hicieron presentar la renuncia y afortunadamente un fuerte grupo lo hizo desistir de su empeño. Algunos tratadistas dicen que si se hubiera logrado la reforma agraria propuesta por este mandatario hoy nuestro país sería distinto.

Publicidad
Autor: Gustavo Galvis Arenas
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.