Martes 07 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

A gobernar

Comparta este artículo ›

Columnista: Gustavo Galvis Hernandez

Comienza el nuevo gobierno a tratar de cumplir sus promesas de campaña que le dieron el triunfo y para lo cual solo cuenta con escasos cuatro años, pues no hay reelección presidencial. Caras nuevas en los carros oficiales, como lo expresó alguna vez un ilustre expresidente. Muchas expectativas, retos y desafíos, para tratar de resolver los múltiples problemas nacionales que en todos los temas y sectores esperan solución para una sociedad más igualitaria y próspera.

Pero, además -y esto es bueno para la democracia- después de mucho tiempo y con la debida reglamentación, hay unas fuertes fuerzas políticas de oposición al acecho de la mínima falla del nuevo poder ejecutivo, para exponerla públicamente en los intensos debates de control político que vendrán especialmente en el Congreso de la República. Tiene el ejecutivo la responsabilidad de ejercer un liderazgo efectivo y eficaz, como lo enseña Peter Drucker, el padre de la administración moderna.

Sí, tendrá que ser con resultados concretos, medibles, tangibles, visibles, en todas las áreas de la administración pública. Son muchas las esperanzas y las expectativas, comenzando con acciones contundentes contra la corrupción en todos los órdenes y niveles, la cual ha sido motivo de desesperanza, rechazo e incredulidad hacia muchas instituciones.

En el área económica: cómo estimular la creación de empleo formal y mejorar la productividad y la competitividad con estímulos al sector empresarial privado nacional e internacional, para que hagan nuevas inversiones y nuevos proyectos. Se habla de menos impuestos y de mecanismos efectivos contra la evasión fiscal, que es vergonzosamente grande.

En lo social: mucho por hacer para mejorar la cobertura y la calidad de la educación, donde de acuerdo a indicadores externos, el país está muy rezagado, siendo el conocimiento la herramienta más adecuada y eficaz contra la inequidad económica y social de las nuevas generaciones. No hay otro camino para hacerlo en la aldea global. Y faltan muchos temas más.

Publicidad

Autor: Gustavo Galvis Hernandez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.