Domingo 16 de Junio de 2013 - 12:01 AM

El Congreso de 2014

Comparta este artículo ›

Columnista: Horacio Serpa

Es una lástima el poco prestigio de la política, los políticos y los partidos políticos. Se argumenta que es un fenómeno mundial, lo que es cierto en buena parte. Hay un comentario bastante difundido en muchos lugares según el cual cuando no hay a quién echarle la culpa de algo malo, hay que echársela a los políticos. Pero en el país han ocurrido asuntos graves que han generado prevención, desconfianza, observaciones frecuentes y críticas enormes, muchas veces justificadas.

El lugar donde los políticos hacen política y en el que actúan los partidos políticos, es el Congreso, la Corporación política por excelencia. No es de extrañar que goce de poca prestancia. Todos sabemos que ha sufrido bajas numerosas y sensibles por disposiciones judiciales. Bastantes congresistas han sido procesados y sentenciados y en buen número siguen detenidos. Se dice que es un caso único en el mundo.

Pero ni los partidos políticos, ni la política, ni los políticos, han encontrado reemplazo. Es por medio de la política y de los partidos que se gobierna a las naciones, aquí y en el resto del planeta. Por eso en cambio de aplaudir el desprestigio en el que han caído hay que propugnar por su recuperación.

Si la justicia se ha encargado de sacar a los malos, la ciudadanía debe hacer lo propio con los indeseables. Para eso son las elecciones. No me cansaré de repetir el dicho según el cual “las corporaciones públicas están llenas de personajes cuestionados elegidos por los buenos ciudadanos que no votan”. O que votan mal.

El próximo Congreso será el de la paz. Sus responsabilidades serán enormes. Ejercerá, sin duda como Congreso Constituyente, dado que tendrá que asumir la ejecución de los compromisos del proceso de reconciliación. Sus tareas serán especiales y de enorme impacto y como nunca de sus decisiones va a depender en buena parte el presente y el futuro de Colombia.

El próximo Congreso debe ser un auténtico “Congreso Admirable”. La ciudadanía debe responder.

Publicidad
Autor: Horacio Serpa
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios