Viernes 22 de Junio de 2012 - 12:01 AM

Fortalecimiento de la defensoría pública en Bucaramanga

Comparta este artículo ›

Columnista: Instituto De Victimología Usta

Quien sea señalado ante la Fiscalía de haber cometido un delito tiene derecho a defenderse de la sindicación obrante en su contra. Esta facultad es conocida jurídicamente como el derecho de defensa tanto material como técnica. La defensa material es la que ejerce directamente el presunto infractor de la ley penal, en tanto que la defensa técnica es la que asume un abogado, bien sea contratado y pago por el cliente o dispuesto por el Estado para tal fin cuando la persona carece de recursos económicos, siendo indispensable para la validez del proceso penal que siempre exista defensa técnica. Para este último evento la legislación de procedimiento penal tiene previsto el Sistema Nacional de Defensoría Pública, que con el transcurso del tiempo se ha ido fortaleciendo en gran medida.


En efecto, con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, Usaid, a través de su Programa de Acceso a la Justicia, la Defensoría del Pueblo está logrando solidificar el Sistema Nacional de Defensoría Pública con la creación de Oficinas Especiales de Apoyo ,OEAS, en varias ciudades del país, entre las que está ahora Bucaramanga, donde fue inaugurada la semana pasada una nueva sede de la Defensoría en instalaciones físicas donadas por la Gobernación de Santander. Las OEAS están conformadas por grupos élites de defensores públicos que cumplen con tareas de capacitación y asumen la representación judicial de los procesados en casos penales que por su gran trascendencia les son asignados.


Teniendo en cuenta que, conforme a las estadísticas del Sistema Penal Acusatorio, un muy alto porcentaje de las defensas son asumidas por integrantes del Sistema de Defensoría Pública, es indudable que con estas acciones se da un significativo paso con miras a obtener la tan mentada igualdad de armas que debe existir en desarrollo de un proceso penal de adversarios. Si a la Fiscalía la capacitan propios y extraños a la Institución, a los defensores públicos también; como para ciertos procesos se asignan Fiscales especiales, la Defensa Pública utiliza sus penalistas especiales; ya que en desarrollo de las investigaciones el Estado cuenta con todos los recursos técnicos, la Defensoría del Pueblo utiliza sus propios laboratorios y expertos en criminalística. Por ello, vaya entonces un cerrado aplauso para las autoridades tanto nacionales como regionales que con esta realidad enaltecen el ejercicio de sus funciones, y un agradecimiento especial para la cooperación internacional, sin desconocer la importante, profesional y abnegada labor de todos los integrantes del Sistema Nacional de Defensoría Pública.     

Publicidad
Autor: Instituto De Victimología Usta
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.