Viernes 20 de Julio de 2012 - 12:01 AM

Carta abierta a los motociclistas

Comparta este artículo ›

Columnista: Instituto De Victimología Usta

Señores Motociclistas: ustedes son afortunados. Como conductores de motocicleta cuentan con un medio de transporte que tiene muchas ventajas. Es económico en su precio y por ello resulta de fácil adquisición, su mantenimiento no es costoso como suele ser el de los carros, no requieren de mucho dinero para llenar su tanque de combustible y en cambio sí recorren muchos kilómetros, porque la mayoría de las motos no consume tanta gasolina, la facilidad de su desplazamiento es fundamental para evitar trancones, se pueden parquear en cualquier espacio, no pagan peajes y, finalmente entre otras bendiciones, el valor de los impuestos de sus rodantes es mucho menor que el de los automotores.


En verdad son privilegiados por tantas bondades, pero muchos piensan que su responsabilidad como conductores es inversamente proporcional a los beneficios que tienen por manejar una motocicleta. ¡No es mentira!, un buen número de ustedes transita por donde quiere, no lo hacen por la derecha y ni siquiera a un metro del andén como lo ordena el Código Nacional de Tránsito, pero para adelantar sí lo hacen por este lado; para acortar camino se desplazan en contravía e incluso les resulta muy fácil utilizar los andenes, invadiendo peligrosamente el espacio exclusivo de los peatones; exceden los límites de velocidad permitidos y pareciera que a diario estuvieran en una válida de un campeonato de motociclismo, pues al aguardar el cambio de un semáforo, cuando lo respetan, se aglutinan y alinean de tal forma como sí esperaran con impaciencia la bandera a cuadros y el “go, go, go” que da paso a su largada; se inventaron la “visita en moto”, pues cuando en su camino encuentran algún conocido no tienen inconveniente en ubicarse paralelamente y a poca distancia para conversar, teniendo como fondo de su distracción el complicado tráfico urbano; son maestros en el arte del zig-zag, pues para aligerar su desplazamiento giran las motocicletas por el frente y por el lado de los carros, de forma tal que con un poco más de práctica hasta podrían hacer parte de un acto acrobático.


Por favor señores motociclistas, pese a que parece no existir autoridad que logre controlar su conducta, dejen de ser conductores irresponsables y tengan cultura ciudadana, o como dice una campaña: inteligencia vial. No sigan incrementando las estadísticas que dan cuenta de su alta accidentalidad, quiéranse un poco, pues a nadie le gustaría seguir viendo, leyendo y oyendo que resultaron lesionados en un accidente de tránsito por haber infringido ustedes las normas de tránsito, ni mucho menos ver el cortejo fúnebre que conduce sus despojos mortales.

Publicidad
Autor: Instituto De Victimología Usta
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios