Miércoles 02 de Mayo de 2018 - 12:01 AM

Un abismo social

Comparta este artículo ›

Columnista: Isaí Fuentes Galván

Siempre he pensado que la educación es la clave de los grandes cambios sociales y políticos. Que nada hacemos legislando para combatir la corrupción, el clientelismo, el populismo, y todos los vicios de la democracia sino formamos ciudadanos con sentido crítico y ético de lo público, con discernimiento político, que asuman la ética pública, el bien común y el ejercicio de la ciudadanía como los máximos valores de la democracia. Que no traguen entero, que no vendan ni regalen su voto.

Una vez publicados los resultados de las instituciones educativas más destacadas del país, que realizó la firma Sapiens Research, se presenta un ranking de los cien mejores colegios del país. El balance para la educación pública es preocupante. No hay un solo colegio público dentro de los primeros cincuenta.

En materia local, los colegios La Quinta del Puente (4º) , El Panamericano (15º) y el New Cambridge (17º) todos colegios privados ubicados en Floridablanca fueron los mejor ranqueados.

Aunque en términos generales esa es una buena noticia para la educación en Santander, la pregunta que surge es ¿y qué pasa con la educación pública?

Lo que existe en Colombia entre los que tienen como pagar una educación de calidad y los que deben conformarse con las migajas de conocimiento que ofrece el sistema público educativo no es una brecha, es un abismo social y político.

El acceso al conocimiento de vanguardia y calidad no solo facilita mejores condiciones sociales, económicas y demovilidad social, sino también algo que me parece muy importante: el acceso al poder. Al poder político me refiero.

El modelo educativo tal y como funciona hoy opera como una especie de perpetuador del statu quo, en la que una minoría, una élite social, económica y cognitiva gobierna a una mayoría mal educada y desinformada de la que en rarísimas ocasiones surgen liderazgos políticos o cargos de administración.

Es muy importante entonces conocer qué propuestas concretas en educación tiene cada uno de los candidatos presidenciales para reducir la que considero las más grande de todas las brechas sociales y políticas: la del acceso al conocimiento.

Publicidad
Autor: Isaí Fuentes Galván
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.