Martes 24 de Julio de 2018 - 12:01 AM

La negación herramienta del poder

Comparta este artículo ›

Columnista: Jaime Calderón Herrera

Es sabido que los líderes negativos son seductores de masas, en tanto que aquellos que ofrecen redención, que advierten los peligros, que pregonan el bien común y la bondad, terminan repudiados, asesinados, encarcelados. Por algo el dicho popular que advierte que el que se mete a redentor termina crucificado. Si el dicho se incrusta en el inconsciente del colectivo, pues hace parte de la cultura y la historia se repetirá sin fin.

La sociedad “americana” asiste hoy al hecho de la negación del cambio climático producido por el hombre, desconociendo las graves consecuencias para la humanidad. Su presidente no solo niega los hechos, sino que ahora quiere derogar la “Ley de especies en peligro”, ley aprobada durante el mandato Nixon hace 45 años, y que limita algunas actividades de ganadería, tala de bosques y extracción de petróleo, con el fin de proteger los hábitat de las especies más débiles, según informa El Espectador. Katherine Hayhoe vino con sus padres misioneros a Colombia a la edad de 9 años y hoy, esta doctora en física y astronomía, es considerada como una autoridad científica en materia de cambio climático y sus consecuencias. Hayhoe tiene la particularidad de combinar sus conocimientos científicos con su misión pedagógica en las comunidades evangélicas, cautivadas por el discurso “negacionista”, cuyos líderes la atacan con ferocidad. Su experiencia en nuestro suelo le enseñó que los pobres obligados a vivir en áreas de riesgo suman a sus enfermedades y al hambre, los efectos del cambio climático que exacerban los deslizamientos y las inundaciones.

Hayhoe les recuerda a los creyentes que en el Génesis, Dios confió a los humanos todas las manifestaciones de vida en la tierra, y el Nuevo Testamento, reiteradamente da el mandato de amar al prójimo, y en particular al pobre y vulnerable. Para la científica, la gente no tiene problema en aceptar los argumentos de la ciencia, pero sí aquellos que confrontan sus creencias, su ideología. Colombia es uno de los cinco países más vulnerables al cambio climático. Santander ni se diga. Esperaría que el “negacionismo” no encuentre terreno abonado en Colombia.

Publicidad
Autor: Jaime Calderón Herrera
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.