Lunes 01 de Julio de 2013 - 12:01 AM

Deportes y protestas

Comparta este artículo ›

Columnista: Jaime Chavez Suarez

Quizás haya sido una curiosa coincidencia que las protestas en Brasil y Turquía se hayan presentado días antes de la realización de competiciones deportivas muy importantes, como la Copa de Confederaciones y el Campeonato Mundial de Fútbol Sub 20. Pero la realidad es mucho más profunda. Claro, las protestas tienen otros puntos en común que pueden motivar a la indignación.

Las economías de ambos han estado creciendo durante los 10 últimos años, ubicándose dentro de los denominados países emergentes. Brasil con mayor tamaño se ha convertido en la sexta economía del mundo, resaltándose que durante los gobiernos del Partido de los Trabajadores, han logrado sacar, en los últimos 10 años, a 40 millones de la pobreza y cerca del 50% de su población se ubica en la clase media. Es una de las estrellas del grupo Bric, cuyo aporte al crecimiento de la economía mundial ha sido determinante.

La gente en Brasil protesta por la subida y el mal servicio del transporte público, por la corrupción, echándole un vistazo a las obras e inversiones en los estadios, cuyo monto supera los 15 mil millones de dólares, mientras carecen de cobertura y buena atención en salud, educación y condiciones muy desiguales en la distribución del ingreso, pobreza por encima del 20% y concentración del ingreso en pocas manos.

Turquía, con buenos indicadores de crecimiento en los últimos años, ha decrecido a 2,5% en el 2012, luego de estar en el 9,2% en el 2010, comportamiento que la ubicó dentro de los Civets, junto a Colombia, Indonesia, Vietnam y Sudáfrica. Ahora sus habitantes, jóvenes en su mayoría, no quieren perder libertades, protestan por la destrucción de un parque para construir torres de cemento y quieren mayor inversión social. La contracción económica en el mundo trae sus consecuencias, las personas buscan más presente sostenible que futuro incierto, reclaman condiciones de igualdad para todos y rechazan los privilegios para unos pocos. En Brasil más del 75% de la población respalda la protesta y la gente joven de Turquía apoya el movimiento.

Publicidad
Autor: Jaime Chavez Suarez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.