Sábado 16 de Junio de 2018 - 12:01 AM

Mitocondrias y cerebro

Comparta este artículo ›

Columnista: Jaime Forero Gomez

Las mitocondrias son órganos vitales en la mayoría de células de los humanos y otros organismos. Producen la energía para que el cuerpo funcione en forma adecuada. Coordinan la apoptosis (muerte de las células programada aún antes de nacer) impidiendo que las células al deteriorarse y envejecer se vuelvan cancerígenas. El deterioro de la mitocondria es una causa principal del envejecimiento. El cerebro consume el 20% de la energía del cuerpo y al necesitar tanta, el funcionamiento inadecuado de las mitocondrias aumenta en forma radical la aparición de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Al envejecer, las células especialmente cerebrales, producen menos energía con mayor oxidación y daño progresivo irreversible. La oxidación excesiva produce imflamación importante rompiendo las cadenas del ADN (la herencia) con gran cantidad de lesiones que pueden transmitirse hasta la tercera generación (epigenética). De ahí la importancia de que una persona con familiares con enfermedad neurodegenerativa deba cuidarse desde la niñez.

En fase temprana de lesión mitocondrial, el comportamiento, decisiones y actitud de los individuos empieza a cambiar tomando conductas erróneas, controvertidas y egoístas. Los sentimientos como el odio, amargura, resentimiento y envidia se relacionan con función mitocondrial defectuosa por pérdida de energía cerebral.

¿Será que algunos políticos, amigos y periodistas empiezan a tener daño de las mitocondrias o toman actitudes por conveniencia por las elecciones de mañana, sin importarles el pueblo que dicen defender? La contaminación, aumento de alimentos procesados, cantidades excesivas de azúcares y grasas industriales causa este daño severo, al confundir al cuerpo obligándolo a consumir azúcares como fuente de energía.

Las personas con buena salud mitocondrial tienen más felicidad, éxito, tranquilidad, menos enfermedades, cáncer, y una vida más larga y tranquila.

Publicidad
Autor: Jaime Forero Gomez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.