Sábado 01 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Bebidas no lácteas: soya

Comparta este artículo ›

Columnista: Jaime Forero Gomez

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos define a la leche como “la secreción láctea, prácticamente sin calostro, que se obtiene por el ordeño completo de una o más vacas con buen estado de salud”. En base a esta definición y el tener un contenido nutricional inferior, las bebidas a base de soya, almendras, coco y otras alternativas sin lactosa, no se pueden denominar como leche y el etiquetado del producto debe decirlo.

Hoy muchas personas creen no poder beber leche de vaca y ser intolerantes recordando que en el trópico la principal causa es la presencia de un parásito llamado Giardia, el cual debe tratarse en forma periódica. El reinicio de la leche de vaca debe ser lento y progresivo.

Al creerse intolerantes, la publicidad los motiva a sustituir la leche por bebidas vegetales como la de soya, la cual está prohibida en menores de 18 años.

Uno de los peores problemas de la soya es que la mayoría de semillas utilizadas son transgénicas o genéticamente modificadas diseñadas para tolerar altas dosis del herbicida glifosato, responsable de la interrupción del equilibrio hormonal causal del desarrollo precoz; además, es tóxico para la placenta e inductor de malformaciones graves en el niño aún a dosis pequeñas. Este año se clasificó como “posible cancerígeno”.

Una cosa es la soya sin fermentar y otra la fermentada. Consumir soya fermentada como el natto, miso y la salsa de soya tiene beneficios para la salud; los productos no fermentados y procesados, como la bebida de soya (mal llamada leche), queso (tofu), hamburguesas, carnes y helados de soya causan problemas a corto y largo plazo. Pueden desnutrir al niño, desequilibrar el sistema de defensa, alterar la glándula tiroides, producir infertilidad e incluso se menciona la presencia de cáncer.

Los problemas nutricionales y de crecimiento se producen al contener niveles elevados de ácido fítico, que impiden la absorción de calcio, magnesio, cobre, hierro, zinc, vitamina B12 y vitamina D.

Recordemos que los asiáticos consumen alimentos de soya como condimento y no como sustitutos de los alimentos proteicos.

Publicidad
Autor: Jaime Forero Gomez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.