Sábado 20 de Agosto de 2016 - 12:01 AM

Cavilaciones

Comparta este artículo ›

Columnista: Jaime Luis Gutierrez

Para los santandereanos y para los interesados en los temas históricos, es motivo de alegría y orgullo la reciente designación del Señor Académico de la Historia, doctor Eduardo Durán Gómez como Presidente de la ya centenaria, ilustre y benemérita Academia Colombiana de Historia con sede en Bogotá.

Sin duda alguna este es un justo reconocimiento a los numerosos aportes a la historia comarcana y nacional, hecho reconocido internacionalmente pues ha sido invitado a pertenecer a las Academias de Historia de Argentina, Brasil, Guatemala, Paraguay y Venezuela, y recientemente a la Real Academia Española de Historia.

Conozco muy de cerca la calidad humana, académica y profesional de Eduardo Durán Gómez porque he seguido su trayectoria como catedrático universitario y porque tuve el honor de compartir con él durante varios años la codireccíon del periódico Vanguardia Liberal.

Su amor por los temas humanísticos e históricos nació durante la época de sus estudios secundarios, hecho este que lo inclinó para estudiar Derecho.

Su ingreso a la Academia de Historia de Santander fue un gran aporte a la Institución y, como un reconocimiento a su labor, fue invitado a pertenecer a las Academias de Historia de Boyacá, Antioquia, Norte de Santander y Bogotá, las cuales lo recibieron como Miembro de Número. También la Sociedad Santanderista de Colombia lo vinculó, y en ella hizo una rápida carrera, al punto de que hoy es precisamente su Presidente.

En 1998 fue recibido como Miembro Correspondiente de la Academia Colombiana de Historia y luego fue ascendido a Miembro de Número y posteriormente elegido Vicepresidente de la Institución.

Leer a Eduardo Durán Gómez es un verdadero deleite, no solo por la erudición y la profundidad con que trata los temas sino también por el purismo refinado en el uso de nuestra lengua. Su calidad idiomática y su esmerado estilo literario hicieron que fuera invitado a la Academia Colombiana de la Lengua como Miembro de Número, y posteriormente a la Real Academia de la Lengua Española como Miembro Correspondiente. Felicitaciones Santander por este hijo ilustre.

Publicidad
Autor: Jaime Luis Gutierrez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.