Miércoles 11 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Glifosato hasta en la cerveza

Comparta este artículo ›

Columnista: Jairo Puentes Bruges

Según publicaciones europeas (France Info, junio 28/2018) en análisis realizados a 45 marcas de cervezas se detectó en 34 de estas la presencia de varios pesticidas, entre estos, “el controvertido herbicida glifosato”. La publicación Ecowach (marzo 27/2018) advierte que la contaminación de cerveza (y vinos) se produce por “Deriva (del producto), agua de riego contaminada, suelo (fumigado) y a través de un nuevo fenómeno: lluvias de pesticidas. El glifosato y otras partículas tóxicas permanecen en el agua evaporada que se convierte en lluvia y puede contaminar los cultivos a miles de millas de distancia”. Por lo mismo, asociaciones de cerveceros “no quieren que se use glifosato en la cebada ni en el material de elaboración de cerveza cruda”. Algunos fabricantes ya venden cerveza fabricada con materiales orgánicos.

En el mismo sentido, productores de miel europeos han demandado a Bayer, actual fabricante de glifosato (después de comprar a Monsanto), pues encontraron glifosato en la miel. A algunos apicultores les han devuelto sus productos, pues los compradores han detectado la presencia de glifosato. Otros estudios han encontrado que el glifosato afecta -además- a las abejas, especies esenciales en el desarrollo agrícola.

En Estados Unidos (San Francisco) se inició este año un juicio derivado de una demanda de un padre de familia, de 46 años que demandó a Monsanto-Bayer, pues padece un cáncer incurable que lo tiene al borde de la muerte. Este señor aplicó Roundup (glifosato comercial) durante dos años “como jardinero de un distrito escolar”. La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (Iarc) clasificó en el 2015 al glifosato como "probablemente cancerígeno” (grupo 2A).

Para completar: el Roundup que se aplica es glifosato más aditivos. El profesor Sarath Gunatilake, PHD de la Universidad Estatal de California, advierte: "Los fabricantes de herbicidas han añadido adyuvantes, que son mil veces más tóxicos que el glifosato en sí" (Daily Mirror, junio 2018).

Todo lo anterior, considerando que -presionado por el gobierno de Estados Unidos (muy cercano este a multinacionales de agrotóxicos)- el gobierno colombiano ha planteado que regresarán las fumigaciones de cultivos ilícitos con glifosato.

Esta vez con drones mágicos que evitarán estos y otros daños reseñados en todo el mundo.

¿Y dónde quedó el Principio Internacional de Precaución establecido en la ley 99?

Publicidad
Autor: Jairo Puentes Bruges
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.