Miércoles 01 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Aumenta la desertificación y los desastres

Comparta este artículo ›

Columnista: Jairo Puentes Bruges

En junio 2018 fue publicada una nueva edición del Atlas Mundial de la Desertificación, cuyas conclusiones inquietan a los especialistas. El Atlas es elaborado por el Centro Común de Investigación (CCI), que depende de la Comisión Europea, órgano ejecutivo y de iniciativa legislativa en la Unión Europea. El responsable del CCI advirtió: «A lo largo de los últimos veinte años, desde la publicación de la última edición del Atlas, las presiones sobre la tierra y los suelos han aumentado de manera espectacular. Para proteger nuestro planeta para las generaciones futuras tenemos que cambiar urgentemente la forma en que tratamos estos valiosos recursos”. Todo esto a pesar de los acuerdos internacionales orientados a frenar estos problemas.

Una de las conclusiones es que “más del 75% de la superficie terrestre ya se encuentra degradada y podría aumentar a más del 90% de aquí al 2050”. Cada año se degrada una superficie de suelos equivalente a la mitad del tamaño de la Unión Europea. Por lo mismo se estima que la degradación mundial de los suelos agravará el caos climático; lo que provocará una reducción mundial del 10% de los cultivos en el 2050. Pero en algunas regiones, la degradación de los suelos podría reducir a la mitad la producción de alimentos, es el caso de la India, China y el África subsahariana. Se estima que cerca de 700 millones de personas serán desplazadas por estos fenómenos.

En Colombia, la deforestación aumenta cada año. En el año 2016 desaparecieron 179.000 hectáreas de bosques. Pero en el 2017 se perdieron 219.973 hectáreas (Ideam, 2018); lo que equivale a desaparecer más de 200.000 canchas de fútbol cada año. La deforestación afecta especialmente a la Amazonía (65,5%), los Andes (17%), el Caribe (7,1%), el Pacífico (6,1%), y la Orinoquía (4,5%). Es decir, a casi todo el país. La deforestación y degradación de suelos además está relacionada con la pérdida de regulación de caudales de los ríos; hecho que acentúa las sequías prolongadas e inundaciones y desastres como los que se registran cada vez con mayor frecuencia en todo el mundo.

Graves inundaciones por estos días en Colombia y devastadores incendios en países europeos. Sorprendente que algunos todavía piensen que estos y otros desastres ambientales son exageraciones de los “ambientalistas”.

Publicidad
Autor: Jairo Puentes Bruges
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.