Miércoles 22 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Fracking: ¿Duque no lo aprueba y su ministra lo recomienda?

Comparta este artículo ›

Columnista: Jairo Puentes Bruges

La actual ministra de minas declaró a El Espectador (agosto 13): “mi trabajo comienza por convencer al presidente Duque de que el fracking se puede hacer de manera responsable y segura”. Durante la campaña electoral, Duque había advertido: "El país tiene que entender que ningún proyecto de fracking puede ser viable comprometiendo acuíferos subterráneos, biodiversidad o ecosistemas sensibles” “El país no puede lanzarse al fracking poniendo además en riesgo un gran debate social que se tiene que sortear con responsabilidad. En este momento el país no tiene ningún potencial de extracción de fracking en los próximos cuatro años".

En columnas anteriores me he referido a las prohibiciones y restricciones al fracking aprobadas en un creciente número de ciudades y países. Francia, Alemania, Bulgaria, Escocia, Holanda e Irlanda aprobaron medidas restrictivas desde hace varios años. Lo mismo ha ocurrido en algunos estados y ciudades de Australia y Estados Unidos; caso del Estado de Nueva York que prohibió el fracking (año 2015) por efectos adversos sobre los recursos naturales y la salud publica. El recién elegido presidente de México anunció que durante su administración pondría fin a la práctica de la fractura hidráulica (fracking) que se realiza en algunas regiones de México. "No vamos a usar ya ese método para extraer petróleo".

Estas prohibiciones y restricciones en el ámbito mundial se derivan de los efectos negativos generados por el fracking. En este proceso se inyecta -a alta presión- agua, arena y sustancias químicas para fracturar la roca; lo que puede contaminar las aguas subterráneas y generar otros graves problemas. En columna de mayo 7/2014 citaba el caso de la familia de Robert Parr en Estados Unidos; un jurado ordenó indemnizarlos por 2,9 millones de dólares, pues se confirmó que sus graves enfermedades estaban relacionadas con el consumo de aguas contaminadas por proyectos cercanos de fracking. Para completar: el fracking libera gases de invernadero de los yacimientos y ha sido incluso asociado con la ocurrencia de graves terremotos.

En Colombia fue radicado ante el Congreso un proyecto de ley orientado a prohibir la exploración y explotación de yacimientos no convencionales de hidrocarburos; promovido por la Alianza Colombia Libre de Fracking. El Congreso tiene entonces abrumadoras evidencias para aplicar el Principio de Precaución establecido en la ley 99/93.

Publicidad
Autor: Jairo Puentes Bruges
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.