Domingo 13 de Diciembre de 2015 - 12:01 AM

Renuncia motivada

Comparta este artículo ›

Columnista: Jesús Rodrigo Fernández

El 2 de diciembre, el representante legal del Consorcio Neomundo 2014, titular del contrato de “Interventoría para la la construcción del Centro de Convenciones Neomundo Fase I municipio de Bucaramanga”, radicó bajo el número 8269 una comunicación dirigida al Secretario de Infraestructura en la cual hace cuatro manifestaciones que no deben pasar inadvertidas: 1. “Esta interventoría con la debida anticipación había solicitado la prórroga del contrato que nos vincula, por efecto de adición de plazo del contrato de obra pública”. La anterior circunstancia estaba prevista en la cláusula séptima del contrato 376 suscrito entre el consorcio y el municipio de tal manera que el requerimiento sobraba, sin embargo el interventor quería dejar constancia de que había advertido el hecho y no había logrado obtener “respuesta al respecto de la entidad estatal”. 2.“De otra parte se nos adeudan actas de pago parcial desde el mes de abril. 3.“... No estamos interesados en prórrogas o adiciones en valor y plazo del contrato de consultoría”. 4. “No obstante... y con la responsabilidad que siempre ha caracterizado nuestra labor, estamos en disponibilidad de reconsiderar nuestra posición...”. La respuesta del Secretario fue prácticamente inmediata: “Una vez recibido y estudiado su comunicado, me permito informarle que se dará por terminado el contrato de consultoría...”. Palabras más palabras menos, si está inconforme porque no se le paga y por ello quiere renunciar al contrato no hay problema. Se acepta la renuncia. Como el contrato de obra, en documentos suspendido desde el 26 de noviembre hasta el 9 de diciembre, no podía quedarse sin interventoría; aunque en la práctica sí ocurrió y durante la suspensión se desplegó por parte del contratista una inusitada actividad que incluyó un “atrevido” procedimiento de izaje de tres vigas metálicas de cubierta, la administración adelantó un proceso de selección de mínima cuantía para contratar, por un mes, un interventor que tendrá la difícil tarea de recibir una obra que no conoce y verificar que se corrijan los aspectos pendientes contenidos en el informe ejecutivo de interventoría del Consorcio Neomundo 2014 y anunciadas por la veeduría de la Cámara de Comercio a propósito de la presentación de resultados de Transparencia por Santander y que podrían comprometen la calidad del proyecto.

Publicidad
Autor: Jesús Rodrigo Fernández
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.