Herencia de los padres | Vanguardia.com
Lunes 09 de Octubre de 2017 - 12:01 AM

Herencia de los padres

Comparta este artículo ›

Columnista: Jorge Eliecer Díaz Wilches

Estoy preocupada con mi hijo de 13 años porque según observo se ha vuelto un enamorado. He recibido quejas en el colegio que se la pasa coqueteando con niñas entre 12 a 14 años. Las ilusiona, enamora y sin razón alguna les termina tratándolas en forma grosera sin importarle lo que sientan. 
Pregunto: ¿Los hijos pueden heredar la conducta de los padres? Yo me separé del papá de mi hijo hace dos años porque me era infiel.
Tuve la experiencia dolorosa porque peleábamos constantemente ya que desde que nos casamos lo cogí en más de siete ocasiones haciéndose pasar por soltero y teniendo noviecitas. Espero su pronta respuesta.

RESPUESTA
Estimada señora: Existen factores de tipo genético e influencia del entorno en que se desenvolvió su hijo los cuales han contribuido en la formación de su personalidad.  Tal vez la imagen que ha creado de su padre producto de las frecuentes discusiones que tuvieron frente a él y las continuas discusiones que siguen sosteniendo, afecta de alguna manera su estado emocional. 
Sin embargo, todo puede mejorar en la medida que usted busque ciertos espacios donde puedan conversar preferiblemente fuera de casa, colocando temas que le hagan comprender su equívoco proceder, sobre todo en la relación con sus compañeras de colegio. 
Explíquele las consecuencias que se derivan luego de crear una imagen de irrespeto ante las niñas que trata. Ellas merecen ser valoradas, jamás menospreciadas o ridiculizadas. 
Escúchelo con atención y hágale comprender que a una mujer jamás se debe maltratar, herir o insultar. Pregúntele: ¿Dejarías que alguien me ofenda, ataque o intente hacerme daño? Siga su formación en valores y trabaje conjuntamente con el papá y el colegio para replantear su manera de pensar, sentir y actuar. Así debe ser. 

REFLEXIÓN
Papá y mamá se reflejan en la imagen de sus hijos. Enséñele a ser sin que sea lo que usted quiere que sea. Desde infantes inculcan sus propios hábitos o aficiones esperando que con el paso del tiempo, mejoren su propio rendimiento. Fútbol, natación, tenis, música, atletismo, comportamiento físico, emocional, afectivo, social, intelectual y espiritual. Quisieran fotocopiar en cierta medida su personalidad.
Sin querer queriendo influyen negativamente siempre y cuando dialoguen, dándole a los chicos razones lógicas, prudentes y sensatas, inmersas en principios y valores que les permitan asumir decisiones acertadas en el transcurso de su vida evitándoles amargas experiencias. Escúchelos y repréndalos cuando debe ser. 

Publicidad
Autor: Jorge Eliecer Díaz Wilches
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.