Lunes 29 de Enero de 2018 - 12:01 AM

Debatir y negociar en familia

Comparta este artículo ›

Columnista: Jorge Eliecer Díaz Wilches

Cuento con dos hijos de 6 y 8 años. Ha sido difícil la convivencia con ellos debido a que son muy desordenados y faltos de colaboración en la casa igual que el papá que es un desconsiderado. Pareciera que yo fuera su sirvienta.
He peleado mucho con ellos pero a ratos hacen caso y luego se les olvida que deben ayudar. Quisiera saber qué puedo hacer para que tanto mis hijos como mi esposo aporten en la casa siendo más considerados, acomedidos y respetuosos.

RESPUESTA
Estimada señora: Propicie una comunicación adecuada con su esposo y los hijos buscando resolver las dificultades que se presentan en el hogar debatiendo aquellos aspectos en los cuales ha sido difícil conciliar para iniciar una negociación que facilite la resolución del conflicto planteado. Inicie exponiendo los aspectos positivos de su esposo y cada uno de los hijos.
Hágales sentir cuánto los ama. Acto seguido pondrá en su conocimiento todo aquello que le preocupa solicitando su colaboración. Dé inicio a un debate tendiente a escucharlos, generando acuerdos y compromisos que permitan soluciones prácticas y sencillas que permitan resolver el conflicto planteado. 

REFLEXIÓN
La negociación requiere sinceridad, prudencia, atenta escucha, orden y voluntad firme. Son deberes de papá y mamá inculcar en los hijos desde temprana edad normas de convivencia las cuales facilitarán los acuerdos teniendo en cuenta necesidades, horarios, delegación de funciones en el hogar, compromisos académicos, deportivos, familiares y sociales favoreciendo no solo su autonomía sino ante todo el manejo responsable de sus vidas. 
Disciplina firme pero flexible han de ser herramientas necesarias para ejercer de manera eficaz autoridad participativa donde los chicos aprendan a obedecer, sabiendo responder a las exigencias y obligaciones que se presenten en la relación de familia. 
Reconocerán sus errores, sabrán valorar a sus padres, hermanos y familiares. Lograrán responsabilizarse de sus deberes en el hogar cumpliendo tareas como tender la cama, conservar hábitos de higiene personal, llevar la ropa a la lavadora, lavar los platos, recoger juguetes y la basura, limpiar el cuarto, hacer las tareas entre otras actividades. 
Papá y mamá deben enseñarles que cumplir ciertos deberes no implica un castigo.
Forman parte de la convivencia y el normal desenvolvimiento de una familia organizada donde reine la paz, el respeto, la comprensión, el diálogo,  la disciplina y el amor verdadero. 

 

Publicidad
Autor: Jorge Eliecer Díaz Wilches
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.