Viernes 13 de Mayo de 2011 - 12:01 AM

¿Por qué el Barcelona?

Comparta este artículo ›

Columnista: Jorge Humberto Galvis

Los griegos enseñaron su sabiduría a las generaciones venideras, no solo filosofando sobre el individuo y el universo, explicando la lógica matemática, desentrañando los misterios de la geometría, sentando las bases de la organización política e iniciando en las virtudes de la medicina; la amplitud de su capacidad de generación de ideas les llevó también a comprender las bondades del deporte. Entendieron que la conservación del estado físico es imprescindible para el buen funcionamiento de la salud mental, y, también encontraron el poder que tiene la competencia en las artes que requieren la coordinación entre las estrategias provenientes del intelecto, con las acciones del talento físico, como fórmula de canalizar el comportamiento de los seres humanos orientado al enfrentamiento por la supremacía, prescindiendo de la contienda fratricida. El amor por los deportes y la afición a los torneos, ha permitido que la humanidad haya padecido menos guerras de las que ha tenido que sufrir.



El deporte que más atención recibe por doquier es el fútbol. Hoy, en medio de esa avalancha de juegos televisados, destaca con presencia propia el club Barcelona. ¿Por qué el Barca se ha convertido en el fenómeno que genera interminables comentarios? Porque es el mejor equipo que se ha visto en varias décadas, logrando combinar la vistosidad del fútbol practicado con exquisitez, con la efectividad del deporte realizado con velocidad, precisión, solvencia técnica, derroche físico, cumplimiento táctico, disciplina personal y compromiso con claros objetivos de grandeza.


En el Barcelona se conjuga la seriedad en la planeación organizacional con la ejecución profesional de lo que corresponde hacer a cada quien en una corporación que triunfa precisamente por la efectividad del trabajo en equipo. El liderazgo fuera y dentro de la cancha ha llevado a que la mágica combinación de superdotados jugadores provenientes de los más distantes lugares del mundo, con el juicioso producto de la cantera, se traduzca en el espectáculo de hoy, que deleita a millones de seguidores del buen fútbol. Barca es el mejor, porque Puyol y Piqué son impasables y salen con balón dominado, porque Busquets quita y entrega en forma impecable, porque Iniesta y Xavi dirigen el concierto de memoria, porque Villa es certero goleador y Pedro también se las trae y porque cuenta con Messi, el actual mejor jugador del mundo, quien en la cancha monta un show aparte, que sabe integrar al funcionamiento colectivo para los triunfos del equipo.



¿Quién en el mundo no ha oído hablar de Barcelona? Otro componente social con alto impacto económico presenta hoy el éxito de un equipo de fútbol: Hace conocer la ciudad y el país al que corresponde. Es la mejor proyección de imagen que puede haber. Como consuelo, nuestro Atlético Bucaramanga se parece en algo al Barca; estadísticamente el Barcelona tiene el 70% el balón bajo su dominio durante los partidos, y, los búcaros también tienen la pelota el 70% del tiempo: mientras lo llevan en tulas en los viajes, cuando está guardado en el camerino o lo están usando en los entrenamientos.

Publicidad
Autor: Jorge Humberto Galvis
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.