Lunes 20 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

La consulta anticorrupción

Comparta este artículo ›

Columnista: José Manuel Acevedo

Escribí en mi última columna de la Revista Semana que terminaré votando el próximo domingo por la consulta anticorrupción no porque la crea indispensable y verdaderamente transformadora sino porque ante el hecho cierto de que ya está convocada y de que más de 300 mil millones de pesos están apropiados para tal fin, creo que es mejor aprovecharla para mandar un mensaje, así sea simbólico, que dejarla morir sin que nada pase. Es cierto que todas estas medidas pudieron haberse implementado bajo el procedimiento parlamentario sin incurrir en más costos pero también es verdad, como dicen Angélica Lozano o Claudia López, que tales reformas se intentaron tramitar más de una decena de veces sin que hubiera prosperado alguna de ellas en el Congreso.

Para darles una lección a los políticos y, más que eso, para generarles un mandato desde el constituyente primario y en uso de un legítimo mecanismo de participación ciudadana, surgió la consulta que votaremos el 26 de agosto. Bueno es recordar, sin embargo, que aunque los votos se alcanzaran, en todo caso el senado y la cámara deberán aprobar las iniciativas por las que van a votar los colombianos y en esa medida es positivo que el gobierno se hubiera adelantando y presentara algunos de esos proyectos de ley o de reforma constitucional.

Ojalá las cuñas publicitarias que han hecho algunos actores en las últimas semanas digan la verdad y se trate de una iniciativa que no beneficie a un partido político o a un dirigente en particular y que, si se obtiene el difícil umbral el domingo, quienes lideraron la consulta sepan asumir con grandeza que los colombianos no fuimos a votar por ellos sino por un paquete de ideas que no deberían tener algún color particular porque la lucha contra la corrupción es de todos.

Por eso los invito a que, ya entrados en gastos, vayamos a votar y que además lo hagamos a conciencia, leyendo cada una de la 7 preguntas que se plantean sin necesidad de responderlas a todas con un Sí.

Más allá de lo que acabe pasando el domingo, el ejercicio ciudadano que se planteó con esta consulta ya ha dejado un saldo positivo para Colombia y nos ha puesto a deliberar sobre estas herramientas de participación consagradas en la Constitución y ha definido un fin último sea cual sea la ruta para alcanzarlo: derrotar la corrupción que en el más benévolo de los cálculos se lleva 9 billones de pesos y en otros más inquietantes se dice que nos arrebata hasta 50 billones.

Publicidad
Autor: José Manuel Acevedo
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.