Domingo 12 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Mi carácter

Comparta este artículo ›

Columnista: José Ordóñez

jose@joseordonez.net

Me acusan por mi anterior columna en el periódico de no tener personalidad.

A esos detractores de mis escritos y descarnados jueces de mi personalidad, valientes en lo digital pero cobardes en lo personal, escondidos tras sus avatares y anónimas cuentas en las redes sociales les quiero decir que: ¡A mí lo que me sobra es personalidad, criterio y carácter!

Lo he demostrado en los muchos y multitudinarios trabajos en los medios de comunicación nacionales e internacionales.

Bueno, no han sido tan multitudinarios ni tan internacionales, ¡pero sí han sido muchos! Muchos comparados con los que han hecho pocos… o los que no han hecho. Aunque los medios sí han sido importantes para sus dueños.

Pero aclaro: son medios internacionales… si tomamos en cuenta el mucho humor que escribí durante años en una importante publicación… el almanaque Bristol, que alguien llevó a Ureña, ¡y allí se internacionalizó!

Certifican lo que digo mis ocho libros publicados hace veinte años de los que se imprimieron ochenta mil copias… ¡que necesito vender!

Esto y muchas cosas más demuestran que soy una experimentada y confiable fuente de opinión y humor! Bueno, depende a lo que se le llame experiencia. La verdad no soy tan, tan experimentado. ¡Pero sí una muy confiable fuente! Muy, muy, de pronto no, pero sí tengo una fuente, en mi casa, ¡Donde mando yo!, cuando puedo, cuando me dejan, porque la fuente la compró mi esposa. ¡Pero con mi plata!, que administra ella, como quiere, con la que compró la fuente, a pesar que le di la orden de no comprarla. Bueno, no fue una orden, fue una sugerencia, una humilde sugerencia, pero eso sí, ¡dicha con mucha autoridad!, en voz bajita, casi imperceptible, imperceptible para ella. ¡Pero con definida autoridad!, definida por ella, como poquita autoridad, que ella me deja tener.

Señores que me acusan de mi poca personalidad y carácter: he querido responder con vehemencia a ese mentiroso calificativo con esta decidida columna que sin dudarlo dos veces he escrito haciendo uso de mi férreo carácter… ¡Escondido, detrás de la fuente, que compró mi mujer!

Publicidad
Autor: José Ordóñez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.