Lunes 15 de Diciembre de 2014 - 12:01 AM

Ancheta social

Comparta este artículo ›

Columnista: Laura Cuesta

Con la llegada de diciembre, las tradiciones navideñas y el ambiente festivo se toman las rutinas del trabajo y la familia. Una de esas tradiciones corporativas consiste en entregar anchetas de productos no perecederos. Y aunque las famosas canastas son una forma de agradecer el compromiso y trabajo de los empleados, no estaría de más considerar gestos más audaces, que propicien oportunidades para compartir la buena fortuna que acompaña a la economía de la región.

En términos generales, el 2014 cierra con excelentes resultados para el departamento en materia económica y social. El desempleo y la pobreza se mantienen en niveles históricamente bajos mientras el crecimiento económico sigue registrando una de las tasas más altas del país. Sin embargo, seguimos muy rezagados en equidad. Por ejemplo, el 10% más rico de los habitantes del Área Metropolitana de Bucaramanga recibe un ingreso promedio per cápita mensual que es quince veces el ingreso percibido por el 10% más pobre de la población.

Y es ahí donde las anchetas decembrinas pueden tener un impacto positivo y de largo plazo en el bienestar de la población. Además de entregar canastas con galletas, mermelada y vino, los empresarios de Santander podrían considerar una ancheta social con incrementos salariales por encima del mínimo, afiliación a los mejores planes de salud, más inversiones en capacitación, y otras estrategias similares que ayudarían a reducir las inequidades de la región.

Estas medidas superan el impacto de muy corto plazo de las viandas navideñas, tienen un efecto multiplicador en la economía de Santander (generando más oportunidades de consumo para las familias de bajos ingresos), pero sobre todo, son un justo reconocimiento a los principales artífices del éxito económico del departamento.

Publicidad
Autor: Laura Cuesta
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.