Lunes 29 de Diciembre de 2014 - 12:01 AM

Demografía y política social

Comparta este artículo ›

Columnista: Laura Cuesta

Un estudio de ChildTrends presenta un diagnóstico de la familia colombiana que deja varios interrogantes para quienes trabajan en el Plan Nacional de Desarrollo y lideran las políticas de familia e infancia desde el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

En una muestra que incluye naciones de todos los continentes y en todas las etapas de desarrollo económico, Colombia se posiciona como el país con el porcentaje más alto de niños que vive sin sus dos padres (11%). El estudio también indica que de cada 100 personas nacidas en Colombia, 84 nacen de uniones no matrimoniales. También somos el país con el menor porcentaje de adultos casados (20%) y el segundo país con el mayor porcentaje de adultos que se encuentran cohabitando (35%). La familia colombiana está cambiando y por lo que indican otros estudios de Profamilia y ChildTrends, estas cifras no son un fenómeno coyuntural y merecen mayor atención de académicos y líderes políticos.

Necesitamos entender las implicaciones económicas y sociales de estos cambios demográficos para responder con acierto y oportunidad desde el Estado y la sociedad. Por ejemplo, si las familias de los niños que crecen en uniones no matrimoniales en Colombia se parecen a las de los países desarrollados, que tienen menos recursos y son más propensas a vivir en situación de pobreza, tenemos que repensar la política social para tener en cuenta las necesidades de las nuevas estructuras familiares, cada vez más alejadas del modelo tradicional de la familia nuclear, biparental. Poco sabemos de este tema y poco parece importarnos aprender sobre el alcance y las consecuencias de estos cambios demográficos a la hora de planificar el futuro de Colombia.

Un buen propósito para el 2015 sería tomarse más en serio las cifras de informes como los de ChildTrends. Por estadísticas menos alarmantes que las de Colombia otros países han generado un acervo de conocimiento que hoy es insumo de varias reformas de política social.

Publicidad
Autor: Laura Cuesta
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios