Lunes 23 de Febrero de 2015 - 12:01 AM

¿Cuál familia “tradicional”?

Comparta este artículo ›

Columnista: Laura Cuesta

Como sucede con otras discusiones sobre bienestar familiar en Colombia, en el debate sobre la adopción por parte de parejas del mismo sexo han predominado las opiniones sobre la evidencia científica. En ese mar de discusiones estériles, algunos se han empeñado en defender la familia “tradicional” de pareja heterosexual unida en matrimonio. Pero, Colombia no es ni ha sido un país de familias unidas en matrimonio. De hecho, somos uno de los dos países de América Latina con el porcentaje más alto de parejas que viven en unión libre. Un estudio publicado en el Population and Development Review en el 2012 muestra que en 1990, el 54,8% de los hombres entre 25 y 29 años vivía en unión libre y, para el 2005, este indicador había aumentado a 73%. Es decir, de cada 100 hombres en ese rango de edad, 73 vivían con una mujer, y no precisamente en sagrado matrimonio. Entre las mujeres en el mismo rango de edad, el porcentaje en unión libre pasó de 49,2% en 1990 a 65,6% en el 2005. El mismo estudio muestra evidencia de un incremento de la unión libre entre personas con alto nivel educativo, lo cual constituye un cambio significativo en la práctica de este tipo de uniones, históricamente asociadas a grupos de población más vulnerables. Otro estudio, también publicado en el Population and Development Review en el 2012, muestra que la reducción en el porcentaje de parejas unidas en matrimonio se explica principalmente por un explosivo incremento de la unión libre. Y otro estudio que vengo adelantando con dos colegas de la Universidad de Wisconsin-Madison muestra la misma tendencia: el porcentaje de familias con menores de 18 años cuyos padres están casados se redujo de 36% en 2003 a 28% en 2012 mientras el porcentaje de familias cuyos padres estaban en unión libre se incrementó de 41% en 2003 a 48% en 2012. Si vamos a discutir asuntos de bienestar familiar, tenemos que comenzar por entender los cambios demográficos que hemos experimentado en las últimas décadas y ubicarnos en el país que realmente somos.

Publicidad
Autor: Laura Cuesta
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.