Lunes 16 de Marzo de 2015 - 12:01 AM

El riesgo es que quieras creer

Comparta este artículo ›

Columnista: Laura Cuesta

La experiencia de los científicos que siguen esperando la materialización del programa que les ofreció Colciencias merece mayor atención y debate.

No vienen de Disneylandia ni están pidiendo que les pongan la pijama, como afirmaron dos funcionarios de la entidad estatal. Simplemente esperan que el gobierno honre su palabra y cumpla los términos de la oferta que les hizo.

La iniciativa no es mala pero tampoco es la panacea. Apenas contempla los beneficios mínimos que cualquier universidad medianamente competitiva le ofrecería a un recién graduado de un doctorado: un salario básico, recursos para financiar algunas actividades iniciales de su agenda de investigación, seguro médico y gastos de traslado e instalación.

Colciencias ha dicho que “solo” la mitad de los beneficiarios han experimentado retrasos en el cumplimiento de la oferta. Y me pregunto si lo mismo va a suceder con las promesas del proceso de paz, los requisitos para entrar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD), y otras aspiraciones similares.

Para completar la decepción, “Es tiempo de volver” es un programa bastante modesto: contempla una inversión de $17.200 millones (menos del 0.01% del presupuesto público para el sector educativo) y la participación de 140 científicos. De alguna forma, es casi que un piloto de lo que podría ser una política más ambiciosa de repatriación de científicos colombianos.

Entonces, ¿Por qué nos quedó grande? ¿Qué haremos para no repetir esta misma historia con otros proyectos similares? Seguimos esperando la respuesta de Colciencias a estas y otras preguntas similares.

Al final del día parece que en Colombia el verdadero riesgo no es otro que creerle al país y reinventarse la confianza en el gobierno y las instituciones.

Publicidad
Autor: Laura Cuesta
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.