Lunes 06 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Santos: cara y cruz

Comparta este artículo ›

Columnista: Luis Fernando Rueda

Traidor de su clase. Retrocedió el país. El precio que se tuvo que pagar por tener un acuerdo fue excesivo y muy peligroso para la posteridad del país. No creo que sea un pacifista para nada. Audaz apostador de naipes. Cuando Colombia se mira en el espejo de Venezuela el reflejo espanta. Santos deja un legado de coca y violencia. Hay que abrirle un juicio por indignidad. El aumento del 19 % en el IVA fue un gran golpe. Uno de los presidentes con menor aceptación en la historia del país. Nada hay que agradecerle y mucho hay que repudiarle. Despidamos al infame.

Reformador con ideas sociales. El índice de pobreza bajó más de diez puntos porcentuales. Desarmar y bajar la intensidad del conflicto con las Farc es el gran logro del presidente Juan Manuel Santos. En el exterior su credibilidad es indudable. Desempleo, pobreza y desigualdad son menores ahora que en 2010. La tasa de homicidios se redujo en un 35 %. Regulación de precios a más de 1.500 medicamentos. El programa ‘Ser Pilo Paga’ edificó una política pública más justa. Lucha frontal contra los carteles empresariales. Construcción de más de 1.370 kilómetros de carreteras en doble calzada. Protejamos el legado de la paz.

Cada quien ve las cosas como quiere. Este 7 de agosto finalizan los ocho años de administración de un presidente que, como lo dijo “The Economist”, la publicación semanal inglesa, “tal vez el señor Santos reirá de último. Pero puede llevar tiempo”. Desde su primer acto de gobierno sufrió la implacable oposición de quien fuera su mentor, el expresidente Uribe, y su empecinamiento por ponerle fin a una guerra de 52 años lo llevó, además de ser galardonado con el Premio Nobel de Paz, a dividir a todo un país.

Juan Manuel Santos Calderón se va a ocupar su lugar en la historia republicana. El tiempo se encargará de juzgarlo, para bien o para mal, a partir de los hechos. Algunos querrán, como mínimo, darle un cacerolazo. Otros, como yo, un simple ¡gracias presidente!. A partir de mañana se empezará a escribir una nueva historia.

Publicidad
Autor: Luis Fernando Rueda
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.