Jueves 30 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

“Elegir la ética, castigar la corrupción”

Comparta este artículo ›

Columnista: Luis Pinilla Pinilla

Son palabras del Procurador Fernando Carrillo, escritas en abril 2018. El Procurador complementa diciendo “Sin ética no hay democracia”.

Cito lo anterior ante el multitudinario rechazo el domingo en las urnas a la corrupción. El punto no está en si se “ganaron o perdieron las elecciones”. Lo de resaltar es la enorme participación en rechazo a la corrupción, con millones de personas conscientes de lo que está pasando a la nación.

La participación fue significativamente superior a la de las recientes elecciones de Congreso y Presidencia y sin promoción, ni campañas como estas y con cero “mermelada”. Siendo también necesario resaltar que en ninguna de las tres campañas hubo expresiones de violencias. ¡Bendito sea!

Ante todo lo anterior, vinieron a mi memoria palabras pronunciadas, hace más de 30 años, por el entonces presidente Belisario Betancur: “Necesitamos modernizar nuestro Estado, para acercarlo a la comunidad. Y lo primero ha de ser, como ya lo he ordenado, un cambio de actitud: que el funcionario sepa que cumple una función pagada y delegada por la comunidad que es la mandante. Lo segundo consiste en modernizar las instituciones, de modo que no sean esos entes abstractos, invisibles y morosos que dan pavor al ciudadano.”

En atención al resultado electoral y consecuente con la muy valiosa expresión del presidente Betancur, nuestro actual presidente, Iván Duque, ha convocado a una cumbre anticorrupción el miércoles 29, para estudiar los proyectos jurídicos/legales a tramitar en el Congreso y demás instituciones, indispensables para exterminar la corrupción y “modernizar nuestro Estado para acercarlo a la comunidad”.

Lo cual, entre otras muchas acciones, requiere el nombramiento de funcionarios apropiados y “limpios”, función en la cual está fallando el presidente Duque; y si no pensemos en el recientemente nombrado Embajador en la OEA, sobre quien debemos repetir las palabras pronunciadas por el sucesor de Alejando Ordóñez en la Procuraduría: “Sin ética no hay democracia”.

Y, coincidencias de la vida, con Alejandro compaginé en los inicios de su actividad política, y de Fernando fui su profesor de Ciencia Política en la Universidad.

Publicidad
Autor: Luis Pinilla Pinilla
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.