Domingo 12 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

¡No coma cuento, vote!

Comparta este artículo ›

Columnista: Maria Juliana Acebedo

mariaj.acebedo@gmail.com

Se acerca la Consulta Anticorrupción, por medio de este mecanismo de participación ciudadana, todos podremos decidir temas importantes para cambiar el país. En esta oportunidad, el próximo 26 de agosto todos los ciudadanos nos vamos a reunir en las urnas para decidir sobre siete preguntas relacionadas con temas de corrupción y gestión pública, la tarea es sencilla; asistir y responder sí o no a los siguientes mandatos ciudadanos anticorrupción:

Reducir el salario de los congresistas y los altos funcionarios del Estado, estableciendo un máximo de 25 salarios mínimos legales mensuales vigentes; cárcel a corruptos y prohibirles volver a contratar con el Estado; contratación transparente obligatoria en todo el país, por medio de la implementación de los pliegos tipo en todo tipo de contratos; presupuestos públicos con participación de la ciudadanía; que los congresistas y demás corporados tengan la obligación de rendir cuentas detalladas sobre su participación, asistencia y gestión tanto de intereses públicos como particulares; que todos los funcionarios que son elegidos por voto popular tengan la obligación de hacer público sus declaraciones de bienes, patrimonio personal, rentas, pago de impuestos y posibles conflictos de interés, como requisito para su posesión y ejercicio del cargo, en caso de encontrar propiedades o ingresos sin justificación alguna, extinguirles el dominio; establecer un límite de máximo tres periodos para ser elegido y ejercer en una misma corporación de elección popular como el Senado de la República, la Cámara de Representantes, las asambleas, los concejos y las Juntas Administradoras Locales, no más atornillados en el poder.

Si usted está o no de acuerdo con los postulados planteados en la consulta anticorrupción es su deber ciudadano manifestarlo por medio de su voto, estudie y pregunte a fuentes oficiales las dudas que pueda tener frente a la consulta, pues tal y como sucede en las campañas tradicionales para cargos de elección popular, las redes sociales nos traen mucha desinformación por medio de noticias falsas implantadas, que buscan confundir al elector, apropiarse de su mente y así manipular su voto. No importa qué partido o quién promueva la iniciativa. ¡No coma cuento, vote!

Publicidad
Autor: Maria Juliana Acebedo
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.