Domingo 02 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Autoridad privilegiada

Comparta este artículo ›

Columnista: Maria Juliana Acebedo

mariaj.acebedo@gmail.com

Durante años, se ha discutido sobre quién es la autoridad ambiental en Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Piedecuesta, en los últimos días Asocars, Consejo de Estado y Procuraduría afirman que la competencia y funciones relacionadas con temas ambientales están en cabeza de la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb.

Asimismo, durante años, los titulares en prensa y noticias en los diferentes medios locales han dado cuenta de las denuncias, acusaciones y rumores que giran en torno a la presunta burocracia y manejo indebido de la contratación, adjudicada a empresas del controvertido exrepresentante a la Cámara Fredy Anaya.

Revisando la contratación de la Cdmb de 2017 y primer semestre de 2018, salta a la vista la baja participación de proponentes en cada uno de sus procesos, la pluralidad de oferentes brilla por su ausencia. Su promedio de participación corresponde a un escaso 1,6, en los 47 procesos de contratación del periodo mencionado, en las cuatro modalidades de selección de contratistas más representativas de la entidad: licitación pública, concurso de méritos, subasta inversa y selección abreviada, más de $17.380 millones adjudicados de esta manera.

Dentro de las posibles causas que no permitieron una mayor participación de empresas con la idoneidad suficiente para ejecutar las actividades contratadas en la Cdmb, encontramos como las más sobresalientes las que describo a continuación: Requisitos en experiencia limitados y de difícil cumplimiento, condiciones específicas que sólo unos cuantos cumplen, requisitos técnicos exagerados, entre otros. Llama la atención la calificación del factor precio con la TRM del día hábil después del cierre, un método que claramente no ofrece garantías de transparencia al ser aplicado en ese momento, pues se ha probado que conocer la fórmula para la asignación de puntajes con anterioridad a la evaluación de ofertas, permite una posible manipulación de resultados.

En consecuencia, la Cdmb debe tener una mayor atención por parte de los entes de control competentes, hasta el momento han sido privilegiados por falta de pronunciamientos contundentes, nuestra autoridad ambiental no puede continuar con el desprestigio labrado a través de los años, se necesitan acciones inmediatas que logren recuperar la confianza en esta importante entidad.

Publicidad
Autor: Maria Juliana Acebedo
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.