Viernes 20 de Julio de 2018 - 12:01 AM

El ladrón de bicicletas

Comparta este artículo ›

Columnista: Miguel Angel Pedraza

El fin de semana circuló en redes sociales un video espantoso en donde un delincuente ataca con cuchillo en mano a un ciclista recreativo que se desplazaba por la zona rural del municipio de Girón. La oportuna reacción de los acompañantes del viajante impidió el robo de su bicicleta.

En instantes el video se volvió viral e incluso se publicó en este y otros medios de comunicación. Bastaba esa publicación para entender que ahí quedaba radicada la noticia criminal, incluso sin ser absolutamente necesaria la denuncia instaurada por la víctima del ilícito. Todo el mundo entendió que las imágenes expresaban la comisión de un crimen, más exactamente de un delito de hurto calificado con violencia sobre las personas, según lo denomina el código penal.

Después informaron que el atracador fue capturado, pero que paradójicamente no fue capturado por el hurto que se revela en el video sino por un delito de porte de armas, pues al momento de su aprehensión le fue encontrada un arma sin salvoconducto. Aunque resulta importante y oportuna la captura del malhechor, todo indica que el hombre del video no fue judicializado por el intento del hurto de la bicicleta. ¡Mal!

Esta situación que parece confusa puede explicar en parte la concesión de la detención domiciliaria al capturado por un juez de garantías, ya que se le otorgó la domiciliaria pero por el porte ilegal de armas y no por el atentado al biciusuario.

Ese ladrón ha podido ser capturado e investigado por el hurto de la bicicleta a expensas de la información publicada en los medios de comunicación, entre otras razones porque el delito de hurto calificado es perseguible de oficio. Y aunque lo más conveniente es que la víctima formule la correspondiente denuncia, la ausencia de esta no puede generar la inactividad de la policía o del aparato judicial, ni mucho menos la impunidad.

Publicidad
Autor: Miguel Angel Pedraza
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.