Martes 24 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Polvo joven...

Comparta este artículo ›

Columnista: Mónica María Moreno Mesa

El otro día vi en Netflix una película francesa que se llama ‘20 ans d'cart’. Para no contar más de lo debido, es la historia de una ejecutiva que, por cosas de la vida, se enrolla con un joven. Ella lo usa inicialmente para proyectar una imagen fresca y rebelde, pero termina metiéndole corazón...Y es feliz. Desde que la vi se me han venido a la cabeza las muchas historias de mujeres que han tenido en su vida un ‘pollo’. Debo reconocer que casi todas tienen más que agradecer que reclamar. Conozco una por ejemplo que después de su separación, la relación que más la ha llenado, ha sido la de un amigo unos años más joven. Él llegó para mostrarle un sexo diferente, una vida sin tantos remiendos y fines de semana de planes y aventuras. Otra me confesó que de lo mejor que le había pasado a su esposo, era que antes de ella, se había involucrado con una ‘cucha’. Con su experiencia, se lo dejó listico. Llegó bien juvenil en materia de sexo al matrimonio. Virtud que se agradece. Y de estas historias hay miles en todos los países y en todas las sociedades. Casi todas son felices con sus pollos, así la relación sea pasajera o duradera.

Aunque, reconozco que muy pocas involucran el futuro, porque a las mujeres la diferencia de edad nos afecta: “Que podría ser su mamá”, “que no va a ser igual cuando yo tenga 50 y él 40”, en fin, nosotras mismas saboteándonos. Ahora bien, a casi todas les he preguntado qué pasaría si fuera al revés. Es decir, que no fueran ellas, ni sus amigas, sino sus hijos, los que se involucren con una mujer mayor. Y ya no les pareció tan divertido. Así somos las mujeres, llenas de contradicciones. Pero a la hora de sentir y aventurar, no nos gana nadie, así no lo digamos. Todas en el fondo queremos vivir con pasión la aventura del pollo, así a veces la responsabilidad y el amor de los hijos nos ataque. Es un tabú, la sociedad en todo el mundo no lo ha aceptado. Porque aunque creamos que en pleno siglo XXI las relaciones son más libres, todavía existen prejuicios acerca de las parejas compuestas por mujeres mayores y hombres jóvenes. ¿Usted de qué lado está?

Publicidad
Autor: Mónica María Moreno Mesa
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios