Miércoles 26 de Septiembre de 2012 - 12:01 AM

El análisis de la SSI

Comparta este artículo ›

Columnista: Omar Rangel

La polémica que se ha suscitado a raíz del análisis publicado por la Sociedad Santandereana de Ingenieros (SSI) en el que se concluye que aguas ácidas provenientes de la exploración minera estarían desembocando en el río Suratá es alarmante y de la mayor importancia para Bucaramanga. Aunque el Director de la Cdmb le haya salido al paso al informe de la SSI y lo haya calificado de documento de “ficción o literatura”, los muestreos fueron realizados por expertos que conocen el tema mejor que el recién nombrado Director y su contenido es un campanazo de alerta sobre lo que está por venir, si se permite el desarrollo de proyectos mineros en los páramos que abastecen de agua a la ciudad.

No se trata de ser profetas del desastre, tampoco de “jugar con informaciones” o de “generar pánico” como lo sugiere el Director de la Cdmb; lo que ha hecho la SSI es simple veeduría ciudadana, muy conveniente por cierto en momentos en los que el futuro de la reserva hídrica de Santurbán esta en veremos. Más que constituir una garantía, la anunciada delimitación de los linderos del páramo, que debe quedar en firme en pocos días, puede terminar dándole una apariencia de legalidad a un atropello ambiental con consecuencias irreversibles para la ciudad y el departamento.     

Aunque empresas como Eco Oro disfracen sus proyectos de desarrollo, no hay tal si lo que se pone en riesgo son las fuentes hídricas que proveen con “la mejor agua del país” a la ciudad de Bucaramanga. La SSI hace bien al darle a la ciudadanía argumentos sólidos para acalorar el debate. Si esto estuviera exclusivamente en manos de los políticos; que tienen a la agenda verde en un segundo plano y sólo se acuerdan de ella en elecciones, que usan a las instituciones ambientales como fortines políticos para apalancar sus campañas y pagar favores, el páramo de Santurbán sería ya historia.

Publicidad
Autor: Omar Rangel
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.