Lunes 25 de Junio de 2012 - 12:01 AM

¿Qué hacemos con ... de todo como en botica ?

Comparta este artículo ›

Columnista: Orlando Pinilla Prada

Nota: La Botica que era parte esencial de todos los pueblos desapareció sin dejar huella.


    El General Rafael Uribe, era malongo, malongo como militar, pero era un genio político. Inició la guerra de los mil días y arrancó con una derrota en la Puerta del Sol. El General Herrera era militar y buen político; se le conoció por su derrota en Enciso en la guerra de 1895. El cruce del Puente de Peralonso fue una avanzada, una azaña militar, y un éxito guerrero que lo lanzó a la fama; se dijo que esa “pelea” los godos tenían orden de perderla, eso no quita méritos al General Herrera, fue gran jefe del partido liberal y ministro de Olaya.


“Desde el punto de vista estrictamente militar, Palonegro no fue una batalla, fue una pelea de aldeanos” (General Doudevest), duró exactamente quince días, comenzó y terminó un viernes en la tarde.


Ojo: En mi pueblo, la crisis económica del año treinta no se sintió. “El dueño de la mina” era uno solo y éste allí, no dio señales de la gran tragedia, no hubo despidos. Ciertamente su empresa la sufrió y mucho.


Los tiempos tienden a parecerse; se acercan un golpe de Estado y una dictadura militar; algo parecido a lo ocurrido a Laureano y la llegada de Rojas; el militar que se beneficiará, no lo conocemos aún, la culpa es de los políticos que en su ánimo de protegerse han cometido toda clase de errores, el más grande, la reforma a la Constituyente que saca de la cárcel y libera de culpa a muchos de ellos. Eso a la ciudadanía no gustó nada, las consecuencias se verán venir y un dictador y una nueva reforma política serán conocidos. El pueblo tiene la culpa porque no se manifiesta y guarda silencio.


Todos estamos de acuerdo en que con Sigifredo López se ha cometido una grave injusticia. Nadie cree en las pruebas en su contra, todos claman justicia y el Estado no la da.

Publicidad
Autor: Orlando Pinilla Prada
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios