Jueves 30 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Mi querido Girón

Comparta este artículo ›

Columnista: Oscar Jahir Hernández

Recuerdo que en el mes de agosto de 2015, Jairo Francisco Ruiz Orduz, gerente en su momento de la empresa Spazios Urbanos S.A.S., la cual tenía como subgerente a Andrés Felipe Anaya López, hijo de la representante Nubia López, me pidió muy respetuosamente que proyectara con urgencia el acto administrativo que permitiría la ubicación de un mobiliario urbano en el municipio, a lo cual en mi calidad de asesor jurídico de la Oficina de Planeación me opuse rotundamente por dos cosas: 1) Porque querían una concesión a 15 años del espacio público, vulnerando los principios de contratación y 2) Porque pretendían instalar las absurdas canecas publicitarias ya conocidas en Bucaramanga, sobre el atrio de la basílica menor de un pueblo patrimonio de Colombia.

La decisión que tomé, en mi sencilla condición de contratista, fue elaborar el decreto por medio del cual se reguló el aprovechamiento económico del espacio público, con la imposibilidad absoluta de entregárselo a dedo a dicha empresa. Ese momento fue importante para demostrarle al Alcalde que los intereses de una comunidad están por encima de la desfachatez de unos pocos, y esta columna es una nueva oportunidad para recalcárselo al gobernante actual.

John Abiud Ramírez fundamentó su mandato en quitarle a Girón el estigma de ser el desaguadero de los problemas metropolitanos, cosa que indudablemente ya la logró en materia de infraestructura y en la recuperación de la dignidad como pueblo.

Sin embargo, la planificación territorial está en manos de los urbanizadores piratas y los constructores creativos, como los Valderrama Cordero, quienes ya están haciendo promesas de compraventa de un proyecto que viola todas las normas urbanísticas en la cara de todos los estamentos de control.

Comienzo así el segundo acto de esta pieza teatral, mientras seguimos esperando que el Alcalde de Floridablanca y su asesora de Planeación se pronuncien sobre los extraños cambios de uso de suelo de los terrenos de propiedad del hijo de Édgar Gómez Román, la exesposa de Mario Camacho Prada, la contratista de la Cdmb y Empas Amira Odeh Vera y los que ya se han mencionado. Próxima Columna: Se enloqueció Valco.

Publicidad
Autor: Oscar Jahir Hernández
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.