Lunes 09 de Febrero de 2015 - 12:01 AM

Es usted un empleado feliz?

Comparta este artículo ›

Columnista: Oscar Mendoza

En una entrevista Tito Puccetti, presentador de deportes en ESPN me decía: “Acá me siento como un niño jugando todos los días con el juguete que más le gusta. Yo trabajo en Disneylandia. Hago lo que me apasiona y además me pagan”. Si es tan claro para muchos el estado ideal de hacer siempre lo que le gusta y que le paguen por ello, por qué es tan difícil lograrlo?

En mi trabajo como consultor en todo tipo de empresas y sectores económicos encuentro frecuentemente a personas que manifiestan abiertamente que su infelicidad laboral, ya sea por el líder, el clima organizacional, la remuneración o la labor desempeñada. Cuando a uno no le gusta la empresa, el sueldo, el trabajo o el jefe debe buscar un cambio inmediato. Nada se mueve solo y los problemas no se resuelven mágicamente. El peor escenario siempre será no hacer nada y dejar que otros decidan por uno. Otra situación compleja es cuando no se es feliz y se está bien pago o sea cuando el empleado le puso precio de canje a sus principios, sueños y calidad de vida. A la primera persona que uno no le puede ser desleal e infiel es a uno mismo.

La mejor definición de empleado que conozco es “aprender con plata ajena”. Y el empleo perfecto no existe. Muchos se pierden la oportunidad de ver crecer y disfrutar a sus hijos. Otros duermen con el celular debajo de la almohada por aquello del 7/24. Otros se “casan” con su empleo y se les dificulta consolidar una vida de pareja. Algunos viven la mitad de su vida en aviones y hoteles. La jubilación hoy se ve distante e inalcanzable. También está por otro lado las personas a las que ningún empleo, empresa, proyecto o salario les sirve, pues nada colma sus expectativas y necesidades.

Tener un plan de negocios personal facilita la definición de objetivos, priorizar recursos, identificar fortalezas y debilidades propias y diseñar estrategias para la consecución de los sueños. Siempre es mejor decidir ser empleado, independiente o empresario por convicción y no por necesidad. El mejor día para cambiar de empleoes hoy. Ser un empleado feliz depende un 99% solo de sí mismo.

Publicidad
Autor: Oscar Mendoza
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.