Viernes 10 de Junio de 2016 - 12:01 AM

Mentiras piadosas empresariales

Comparta este artículo ›

Columnista: Oscar Mendoza

“Dejen de culpar a las vacas”, dijo Porter hace 22 años al referirse a la realidad competitiva del sector del cuero en el estudio Monitor contratado por la Cámara de Comercio de Bogotá. Esta frase se volvió megatendencia criolla y una pesadilla para muchos colombianos. Las mentiras piadosas se están convirtiendo en la estrategia preferida por algunas empresas para justificar antes sus grupos de interés su ineficiencia, falta de gestión, servicio al cliente deficitario, baja productividad o procesos distantes de las necesidades de los usuarios.

Las hay para todos los gustos y presupuestos. Si lo pillan, niéguelo todo. Cualquier parecido con los carteles empresariales recién descubiertos en pura coincidencia. Existen firmas de comunicación expertas en decir las cosas de manera conveniente, algunos abogados curtidos en dilatar, confundir y sembrar la duda razonable, comunicados de prensa donde se jura que todos los protocolos de seguridad se siguieron al pie de la letra y ni hablar de las frases de cajón sobre calumnias, enemigos ocultos, anónimos de perdedores de la licitación y contrademandas a diestra y siniestra para limpiar la maltrecha imagen.

También encontramos la táctica de échele la culpa a otro. Las aerolíneas culpan al clima y a la aerocivil. Los bancos y las compañías de telefonía al gobierno. Los taxistas a Uber. Los empresarios productores a los Chinos. Las EPS a la tutela. La industria farmacéutica a los genéricos. La Dian a los independientes. Los TLCs a la balanza comercial negativa.

Confunde y reinarás, es otra maniobra que surte efectos positivos. Ni acepta ni no acepta. Ni se responsabiliza ni lo contrario. Se trata de medio aceptar que algo pasó sin comprometerse y anunciar investigaciones y soluciones en el menor tiempo posible. Es como un laudo arbitral donde usted gana lo que no estaba pidiendo y pierde lo que estaba peleando.

La comoditización también llego a las mentiras piadosas.

Publicidad
Autor: Oscar Mendoza
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.