Miércoles 11 de Julio de 2018 - 12:01 AM

¡Estudiante expulsado!

Comparta este artículo ›

Columnista: Óscar Rey Vesga

Poderosa noticia llega al mundo educativo con la sentencia T-240/18 de la Corte Constitucional, en donde se ratifica la expulsión de un estudiante de secundaria en un colegio después de repetidos incidentes en internet que violentaban la intimidad y buen nombre de algunos estudiantes del colegio. Apartándome de las consideraciones legales de las partes y la Corte, qué estamos aprendiendo como sociedad de esta delicada y común situación.

Lo primero es el poco entendimiento que tenemos los padres del poder de las redes sociales y nuestra responsabilidad en la formación de nuestros hijos, asiduos usuarios de ellas. El hecho que el estudiante castigado por el proceso y su familia quieran restar importancia a la gravedad de haber circulado fotos por internet de una compañera de clase desnuda, basándose en que todo estudiante lo haga y por tanto se convierte en una conducta normal da muestra de la moral que como padres estamos inculcando en nuestros hijos. ¿Qué mensaje dejamos en nuestros hijos si los defendemos ante cosas indefendibles?

Igualmente, la ligereza con que los estudiantes utilizan las herramientas tecnológicas de hoy deben ser patrones para modificar. Si bien los estudiantes afectados fueron engañados, y por esto no pueden ni deben ser victimizados, sí deben aceptar tener plena conciencia de lo que estaban haciendo. Tomarse una foto en prendas íntimas o sin ellas, para ser enviadas por internet, sin importar el App, es un riesgo inminente a nuestra intimidad, y la responsabilidad no puede delegarse en su totalidad a un tercero como amigo, novio e inclusive colegio. ¿Qué hemos hecho o dejado de hacer para que nuestros jóvenes no le vean gravedad, no solo a compartirla, sino también al mismo hecho de tomarla?

Finalmente, el desconocimiento o desinterés del colegio para acompañar el desarrollo de habilidades digitales debe llamar la atención de las autoridades.

Aunque aplaudo el respeto por el debido proceso del colegio, este debe ir más allá de su manual de convivencia, ¿en dónde queda su responsabilidad como formador de habilidades del siglo XXI? Todos tenemos parte de responsabilidad.

Publicidad
Autor: Óscar Rey Vesga
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.