Jueves 05 de Julio de 2018 - 12:01 AM

¿Lo único que nos une?

Comparta este artículo ›

Columnista: Rafael Gutierrez Solano

Esta frase la escuché en varias oportunidades y en diferentes medios por estos días refiriéndose a la Selección Colombia de Fútbol que acaba de abandonar el Mundial de Rusia 2018 con honores y la frente en alto, al ser muchos los momentos gratos que estos jóvenes nos regalaron a todo un país que acababa de salir de un proceso eleccionario bastante agitado, controversial y sobre todo polarizado. En verdad con nuestra Selección vivimos un ambiente de camaradería y hermandad -no polarización- que pudimos constatar de forma permanente en el espíritu de los colombianos, al notarse el renacer de ese ánimo nacionalista sano, que nos permitió arroparnos con el tricolor patrio y defender una causa común noble y constructiva: el deporte.

Es el legado más importante que el combinado deportivo nos ha obsequiado, y por ello estamos muy agradecidos con su brillante presentación de la cual es gran artífice su director técnico, el señor José Néstor Pékerman. No han arribado aún a su tierra y ya comenzaron los debates, polémicas, críticas y todo el ruido sobre nuestra presentación en Rusia porque estos certámenes se prestan para todo tipo de controversias debido a que de este tema se nutre y vive el periodismo especializado, como es lo propio en esta actividad profesional. Sus opiniones han de ser valoradas con ponderación y sin exagerar, para no incurrir en lo injusto. No debemos extrañarnos y sorprendernos de que algunos profesionales se den a la tarea de descalificar ciertas actuaciones durante esa justa futbolera; además, que se piense en el retiro de algunos de sus integrantes o que también se vaya por la cabeza del técnico. Todo lo anterior es probable a corto plazo.

Mi padre nos decía cuando algo culminaba, cualquiera fuera el resultado, la siguiente frase: “Muerto el toro, acabada la corrida…”. Esa es la realidad de las cosas y así deben ser asumidas. Nuestros deportistas han de entender que uno puede ser un perdedor en algún momento de su vida, pero no un derrotado. Vendrán nuevas oportunidades y otras satisfacciones. Por eso me gusta lo que expresó el ex candidato Sergio Fajardo al interrogársele por qué no pasó a la segunda vuelta presidencial: “Hice lo que pude, con lo que tenía”. Eso nos ocurrió, en plural, ni más ni menos.

Publicidad
Autor: Rafael Gutierrez Solano
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.