Jueves 16 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Corrupción… tema inagotable

Comparta este artículo ›

Columnista: Rafael Gutierrez Solano

Sí, cualquier persona piensa lo mismo, ya no hay límites para ello, -si es que acaso los puede haber- y tampoco se ha logrado situarla en “sus justas proporciones” como alguna vez afirmó un expresidente ya fallecido. Para estos momentos en la historia de nuestra Nación, ese lastre que arrastramos hace décadas desbordó las fronteras y es examinado y valorado con gran preocupación por entidades como Gallup Colombia Ltda. el Financial Times, etc. Además a nivel interno recordemos que la Universidad Externado de Colombia acaba de publicar la obra “Corrupción en Colombia”, una investigación que les tomó dos años y medio, realizada por 77 profesionales de sus diferentes facultades.

El Rector de ese claustro universitario, Juan Carlos Henao, uno de los más brillantes juristas de este país, en entrevista de interés público llevada a cabo en el programa ‘Pregunta Yamit’, mostró y explicó algunos de los temas que en ese estudio se tocaron y que azotan a la comunidad en general, arribando a la conclusión de que “la lucha contra la corrupción ha fracasado…”. Todos los hallazgos permiten afirmar que esa pandemia afecta por igual al sector público y privado. Hay una manguala para el defraude que está minando las bases del Estado y atentando contra nuestra democracia, pues el saqueo y el descaro con que se ha asaltado el erario es de proporciones que afectan al PIB. Tales comportamientos deleznables están minando a diario la moral ciudadana al convertirse en costumbre la coima, el soborno y el pago anticipado en la mayoría de los negocios estatales.

Gran parte de esos delincuentes que han propiciado este cáncer social -sobre todo los de cuello blanco- andan orondos disfrutando y enrostrando sus riquezas mal habidas. Se han permeado la mayoría de las instituciones del Estado, al arribarse a tales niveles que bien podemos traer a colación este aforismo latino: “corruptio optimi pessima”. La corrupción de lo que hay de mejor es lo peor: Y cómo no decirlo si hasta la administración de justicia, otrora el bastión sagrado de la pulcritud y orden, ha sido cuestionada por culpa de algunos de sus más encumbrados miembros o exmiembros, que en la actualidad son señalados por las autoridades competentes con serias y graves imputaciones por presuntos delitos cometidos.

Si la sal se corrompe …

Publicidad
Autor: Rafael Gutierrez Solano
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.