Jueves 02 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

No más maltrato

Comparta este artículo ›

Columnista: Ramiro Serrano

En el día de ayer en varias ciudades del país se adelantó el gran plantón nacional con la insignia del “No más maltrato” adelantado por varias comunidades, empresas y asociaciones dedicadas a la propiedad horizontal. Este sentimiento de protesta surgió especialmente en la ciudades de Barranquilla, Tolima, Neiva, Bogotá, Santa Marta, Cartagena, Cali y Jamundí. El florero de llorente surge por el maltrato a una administradora en estado de embarazo, quien fue maltratada físicamente por un copropietario en la ciudad de Barranquilla, simplemente porque no lo dejaba hacer lo que se le daba la gana en la copropiedad.

Aunque personalmente no soy amigo de este tipo de protestas, sí es necesario hacer un alto en el camino para entrar a evaluar lo que está sucediendo en las bases sociales de nuestro país, que es la propiedad horizontal.

Tenemos a un copropietario y residente que no quiere someterse a las normas, que no sabe pensar en colectivo, que cree que entre más grite o agreda va a tener la razón. Nos estamos convirtiendo en una sociedad caprichosa que le cuesta ajustarse a las normas y cumplirlas, y cero tolerantes con quien piensa en contrario. Tenemos por otra parte a unos administradores que muchas veces no se capacitan en el ejercicio de sus funciones, no se encuentran involucrados con su trabajo, que toman decisiones ajenas a la administración de las áreas comunes y al capricho de algunos miembros de los consejos de administración; quitándole la independencia y su buen actuar.

Esta intolerancia se puede evidenciar la jurisprudencia más reciente de la Corte Constitucional, donde ha tenido que fallar sobre principios fundamentales escenciales por la falta de convivencia.

Es por esto que es necesario que aprendamos a aceptar la diferencia, a saber hablar entre vecinos, a respetar los procesos administrativos y los derechos colectivos; también a capacitarnos y enseñar desde niños cómo se debe vivir en propiedad horizontal. Esperamos que la educación de los residentes y la valorización de los inmuebles sea superior a la irracionalidad de aquellos que no saben vivir en sociedad.

Publicidad
Autor: Ramiro Serrano
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.