Jueves 09 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Se busca avaluador

Comparta este artículo ›

Columnista: Ramiro Serrano

El ejercicio del avaluador en Colombia ha sido reglamentado por la Ley 1673 de 2013 y dentro del periodo de transición de la ley se dio un plazo hasta el 19 de junio de 2018, para que aquellas personas que venían ejerciendo la actividad pudieran regularizar su conocimiento ante el Autoregulador Nacional de Avaluadores, ANA. A la fecha han sido aprobados por dicha entidad 2460 avaluadores, e inscritos por el Departamento de Santander 139 profesionales.

A partir de la fecha, quien quiera ejercer la actividad de avaluador deberá adelantar una profesión para tal fin y así poder entrar a cualquiera de las categorías existentes por el ente regulador y quien ejerza la actividad sin estar inscrito será sancionado penalmente en la forma descrita por el artículo 426 de la Ley 599 de 2000.

La exigencia legislativa de una formación profesional para ser avaluador, como la obligación de inscripción para quienes quieran ejercer esta actividad se deriva especialmente de la improvisación de los llamados avaluadores que con su concepto ocasionaban tanto daño en procesos judiciales, pólizas de seguros, contratación privada y pública, como en compraventa de bienes y valoración de los mismos.

Hoy es necesario no caer en engaños al querer dar valores que no están fundamentados en criterios valuativos y es necesario que los despachos judiciales, el Estado y los particulares nos ajustemos y demos cumplimiento a esta norma, para no incurrir en desobediencia ante esta exigencia legislativa. Hoy existe un órgano de control, que no solo sanciona a aquellos que con sus conceptos afectan el interés de los particulares, sino que establece un código de ética para el ejercicio de la actividad. En el sector inmobiliario este paso es muy importante, porque va ayudar a que los compradores de buena fe no realicen compras que se encuentran sobrevaloradas por el mercado; así como que los precios verdaderamente sean estables y acordes a la realidad. Ojalá que este sea un inicio para profesionalizar todo el sector inmobiliario.

Publicidad
Autor: Ramiro Serrano
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.