Jueves 23 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Consulta anticorrupción

Comparta este artículo ›

Columnista: Ramiro Serrano

Puede sonar chistoso, pero este domingo tenemos que manifestarnos como ciudadanos votando una consulta anticorrupción. Ante la imposibilidad de que el legislativo que es nombrado por el pueblo, haya tomado su propia iniciativa para combatir este flajelo y hacer viable una democracia. Sí, que raro, vamos a votar si estamos de acuerdo o no en que se tomen medidas para que no haya delincuentes de cuello blanco.

No quiero meterme en el tema de la juridicidad o no; porque eso le corresponde a la Corte Constitucional, ni a lo que vale realizar dicha consulta; quiero hacer valer es la oportunidad que tenemos los ciudadanos del común en pronunciarnos sobre estas situaciones para fortalecer la democracia y elaborar herramientas para que los dineros del Estado no sean repartidos entre los corruptos.

Debemos entrar a determinar: 1. Un salario acorde a las expectativas del mercado en congresistas y altos funcionarios del Estado, que ha sido desproporcionado en relación con el crecimiento del salario mínimo en Colombia. 2. Quitarle las prebendas a las penas por corrupción; tendrán que pagarse con cárcel, sin reclusión especial y con la prohibición de volver a contratar con el Estado. 3. Unificar la contratación pública con pliegos tipo, para que no sean manipulados y acomodados a un solo proponente. 4. Generar participación ciudadana en la aplicación, ejecución y evaluación de los presupuestos del Estado. 5. Exigir la rendición de cuentas a todos los congresistas sobre su gestión y hacer sus votaciones públicas. Esto fortalecería mucho los partidos, ya que se empezaría a hablar de ideologías, más que intereses personales, y habría mayor celeridad en la gestión del Congreso por la necesidad de mostrar resultados y asistir. 6. Obligación de los que son nombrados por voto popular a rendición de cuentas, operando la exinción de dominio sobre sus bienes por actos fraudulentos. 7. Limitar los periodos a 3 años para el nombramiento de corporados a instituciones públicas. Esto es darle oportunidad a las jueventudes para que desarrollen el país.

Para algunos esto ya está reglamentado, pero esta es la oportunidad que tenemos como ciudadanos para oponernos al enriquecimiento de unos pocos con el mal manejo de los recursos públicos.

Publicidad

Autor: Ramiro Serrano
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.