Sábado 10 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

Siguiendo las encuestas

Comparta este artículo ›

Columnista: Raul Pacheco

Al tenor de las encuestas podemos trabajar dos clases de hipótesis: la primera, la de un país diferente que emerge ante la anterior polarización de las fuerzas políticas con relación a la política de orden público. Concretamente con el proceso de paz. Esto si nos atenemos al resultado último en donde Petro y Fajardo están encabezando las encuestas. Lo cual, traducido al argot político, sería que el país se endereza por un lado a favor de la izquierday por el otro a favor del centro. Eso es lo que vienen significando Petro y Fajardo. La otra hipótesis es que estos resultados son pasajeros, son la foto del día. Entonces volveríamos a la realidad de ayer, es decir, un país polarizado entre Sí y el No con los acuerdos de La Habana. En este caso, las vencedores serán o una coalición de centro derecha u otra de centro izquierda. En estas hipótesis viene faltando la situación de Humberto de la Calle, quien siendo el símbolo de la paz, o mejor, del proceso de paz con las Farc, sin embargo no ha logrado penetrar en el electorado en una forma rotunda y clara. De ahí que tomara una decisión tan drástica como lo fue la inclusión de Clara López como fórmula vicepresidencial.

Con el correr de los días iremos viendo si la fortaleza que ahora muestran Petro y Fajardo se mantiene. De ser así, el país habría cambiado en una forma significativa, cambiándole la cara a la política y volteando la arepa.

Estaríamos volviendo a una época rojas pinillista, o populista, o a una dominada por la academia y la técnica antioqueñas. Esto sin contar con un fenómeno reciente y es que en el país no existe un solo partido que sea capaz de llevarse la presidencia y por lo tanto, se imponen las coaliciones. Y estas todavía no se han redondeado, pues el juego político no lo ha permitido, pues cada fuerza quiere encabezar. Y como no es posible a estas alturas del juego, cuando no se han definido las elecciones parlamentarias ni se han decantado las fuerzas, pues es lógico que vayan ganando los movimientos más personalizados.

Y como la coalición de uribismo y conservatismo todavía no ha definido candidato y, a su vez, esta coalición no se ha integrado con la fuerza de Vargas Lleras, no se ve reflejado en las encuestas. Y a su vez, igualmente, tanto Petro como Fajardo no han definido tampoco sus propias formas de coalición.

Publicidad
Autor: Raul Pacheco
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.