Domingo 15 de Julio de 2018 - 12:01 AM

A viajar por Francia

Comparta este artículo ›

Columnista: Reinaldo Suarez Diaz

Después del fascinante espectáculo del mundial de fútbol, llega el banquete revitalizante del “Tour de France”.

El mundial de fútbol es un deporte de enormes masas y de confrontación civilizada a nivel planetario. El ciclismo es una admirable demostración de esfuerzo de un grupo de verdaderos héroes que derrochan sus energías por los caminos del mundo. Ambos nos invitan al esfuerzo personal y colectivo, y a la unidad fraterna a nivel planetario.

Aunque me gustan y aprecio todos los deportes, menos la lucha y el boxeo, y admiro a los deportistas, mis verdaderos héroes son aquellos hombres y mujeres que callada y diariamente “construyen patria”: los campesinos que madrugan “llueve, truene y relampaguee” para traer la comida a nuestras mesas; las madres que sacrificadamente cuidan y educan a sus hijos; a los empresarios que sudan para pagar la nómina a sus colaboradores, fomentando la productividad y el trabajo digno y bien remunerado, y tantas otras personas que entregan parte de sus vidas al servicio de los demás.

Me entusiasma el fútbol pero disfruto mucho más el ciclismo. Admiro a los futbolistas pero mucho más a los ciclistas y en particular a nuestros escarabajos campeones del esfuerzo y ejemplos de tesón. Con frecuencia me duermo y me aburro viendo fútbol; rara vez acompañando por horas a nuestros escarabajos por las carreteras del mundo.

Es un error asociar la alegría con el ocio y el dolor con el esfuerzo, pretender el gozo de vivir sin merecerlo, sin luchar, sudar y trabajar.

Es un error pensar que los verdaderos logros se encuentran por el camino del menor esfuerzo. Eso les pasa con frecuencia a las comunidades humanas guiadas por líderes falaces que ofrecen paraísos gratis, sin invitar al esfuerzo personal y colectivo, sin trabajar, sin comprometerse, sin pagar impuestos…, esperándolos como maná que descenderá del cielo. Y es un error creer que los verdaderos éxitos se logran y disfrutan dentro del egoísmo, sin compartir, o peor, cual sanguijuelas, de la sangre y esfuerzo de los demás.

Disfruto cuanta vuelta ciclística puedo. Ellas son hermosas y placenteras cátedras de vida, de historia, geografía, arte etc… Feliz Tour.

Publicidad
Autor: Reinaldo Suarez Diaz
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.