Domingo 09 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

¿Economía o locura?(II)

Comparta este artículo ›

Columnista: Reinaldo Suarez Diaz

Otra bomba lanzada por el “fuego amigo” del gobierno Duque es subir considerablemente el salario mínimo mediante una ley extraordinaria. Iniciativa ciertamente popular pero realmente demagógica y contraproducente, como en todos los casos que se ha aplicado. El sistema económico capitalista, el mejor hasta ahora inventado, pues más acorde con la naturaleza humana, no perdona la trasgresión de su rígidas leyes.

Una subida abrupta de salarios sin un aumento abrupto (milagroso) de la productividad, conduce necesariamente a la inflación, que es la mayor enemiga del salario, ya que, por las leyes del mercado, una demanda desproporcionada de productos, generaría automáticamente un aumento de precios. Y si, como lo propone el senador Uribe, ese dinero no va al bolsillo de los virtuales compradores sino a los fondos de prestaciones, no activaría el mercado, que es el motor natural de la productividad.

Aplaudo las iniciativas para mejorar los salarios y considero que el trabajo digno, productivo y bien pago impulsa el progreso y la conformación de una robusta clase media. Y considero que debe apoyarse el esfuerzo de los empresarios para promoverlo. Pero el pretenderlo con tales iniciativas y su mero anuncio, perjudica al gobierno Duque, a quien a todos nos conviene que tenga el mayor de los éxitos, y hasta ahora ha demostrado voluntad de acertar. Acepto que es pesada la carga impositiva de los empresarios, pero lo es más la del pueblo raso. Los invito a que, aún en estas condiciones deje de dolerles tanto la nómina y sus contribuciones al bienestar común.

A los meritorios empresarios el gobierno puede y debe ayudarlos por otros caminos: papeleo, facilitación y apoyo del mercadeo, vías de comunicación, servicios públicos, anticontrabando..

Hay cuatro caminos para lograr un progreso que nos favorezca a todos: Productividad, redistribución, austeridad, legalidad (contra la evasión).

En un país tan inequitativo como el nuestro, subrayo la segunda: valorizar el trabajo, aumentando progresivamente el poder adquisitivo de los trabajadores.

Que el gobierno tenga más paciencia. La economía está en recuperación. Practique la austeridad. No nos amenace con más impuestos.

Publicidad
Autor: Reinaldo Suarez Diaz
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.