Viernes 24 de Abril de 2015 - 12:01 AM

Life of Fi

Comparta este artículo ›

Columnista: Rene Di Marco

“Una aventura extraordinaria”; así titularon en Hispanoamérica a “Life of Pi”, una bellísima y fotogénica película americana. Ahora que Google nos lanza su “proyecto Fi”, no nos queda más remedio que hacer el paralelo con el film, pues tienen mucho parecido.

Lo que busca Google es ofrecer la mejor experiencia posible en el acceso a Internet a los teléfonos inteligentes tanto de voz como de datos, utilizando en primera instancia redes Wi-Fi y, sólo cuando sea necesario, redes comerciales 3G y 4G. Un reto comercial y tecnológico muy alto, casi como sobrevivir 227 días con un tigre hambriento en un bote en medio del mar. Así, en la vida de Fi, el usuario en casa utiliza su red de Wi-Fi para todas sus transacciones en Internet y sus llamadas de voz y de video. Apenas sale a la calle, un chip SIM especializado busca la mejor señal de celular de los proveedores oficiales y se conecta a la más fuerte, sin sobresaltos ni cortes en la comunicación.

Y así como en la película existía un ilimitado cielo estrellado en la mitad del océano azul, en la Vida Fi existen millones de puntos de acceso Wi-Fi anónimos y gratuitos que Google ha identificado a través de sus carros de Street View y a los que se conecta de manera segura.

Total, en la vida Fi, un usuario siempre está conectado a la mayor velocidad posible, pagando una pequeña tarifa plana: 20 dólares al mes por el derecho a usar las redes y planes incrementales de $10 dólares mensuales por cada gigabyte de datos que se consuma a través de redes celulares. Por supuesto, lo que se consuma a través de redes Wi-Fi, tanto privadas como públicas, no se cuenta. Incluso Google devuelve el dinero de los datos pre-pagados pero no utilizados.

La Vida Fi está apenas comenzando y por ahora sólo funciona con sus teléfonos Nexus 6. Falta ver si este proyecto, como en la película, se queda en fantasía, o, si de verdad, es posible vivir una Vida Fi, una conexión permanente de alta calidad y al precio justo, lo que sería sin duda “una aventura celular extraordinaria”.

Publicidad
Autor: Rene Di Marco
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.