Viernes 22 de Mayo de 2015 - 12:01 AM

El computador más barato del mundo

Comparta este artículo ›

Columnista: Rene Di Marco

La miniaturización que se vive permanentemente en la industria electrónica sigue su camino: luego de los computadores personales vinieron los portátiles y después los teléfonos inteligentes.

Ahora llegan los Micro-PC, computadores que, en una tarjeta pequeña, agrupan todos los componentes mínimos de un equipo de cómputo: procesador, memoria, almacenamiento y conectividad. Ya el camino de esta nueva “raza” lo había abierto la serie Pi de Raspberry, que por menos de $90.000 le otorga un computador del tamaño de una tarjeta de crédito con varios puertos USB, un procesador Quad Core y 1Gb de memoria RAM.

Pero al Pi le salió al paso un buen competidor: “Next Thing” lanzó con éxito su campaña para recoger los fondos necesarios para producir un computador de tan sólo 9 dólares (unos $22.500). Ese computador, al que bautizaron CHIP, viene con su propio sistema operativo libre y permite navegar la Web, consultar el correo, programar, crear archivos de texto, hojas electrónicas, ver videos y jugar.

Tenga claro que CHIP es sólo el cerebro (un procesador de 1 GHz, 512 MB de memoria y 4GB de almacenamiento) y necesita conectarlo a un TV o a un monitor VGA para tener un equipo funcional; adicionalmente necesitará un teclado, un mouse y un adaptador de energía. El internet le llegará vía Wi-Fi.

CHIP logró una gran impresión entre la comunidad de Kick Starter, pues ha recogido ya más de un millón y medio de dólares, cuando todo lo que se necesitaba para cristalizarlo eran unos 50.000. Según lo prometido por los fabricantes, deberíamos ver los primeros CHIP para finales de este año. Ojalá que, como en el Reino Unido, nuestros colegios y escuelas tuvieran acceso a Micro-PCs como estos, para elevar el nivel de conocimiento digital de nuestros estudiantes, tan necesario para nuestra competitividad futura.

Publicidad
Autor: Rene Di Marco
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.