Domingo 16 de Noviembre de 2014 - 12:01 AM

Pay per view

Comparta este artículo ›

Columnista: Rodolfo Hernández

El pago del impuesto de valorización, que no es como se le llama, una contribución, sino un impuesto adicionado, es como esos sistemas de televisión, donde uno paga la cuota de suscripción, pero si quiere ver una película especial por fuera de la programación tiene que pagarla. Así sucede con la contratación oficial, tenemos que pagar un adicional para ver terminadas las obras.

Este invento del pague por ver es muy bueno para la tv. Pero malo, muy malo, pésimo, aberrante y espurio cuando se pone en práctica como una extorsión sobre obras mal planificadas, mal presupuestadas y de todas maneras…mal ejecutadas.

Ya conocemos esta película. El director de la misma fue el alcalde Fernando Vargas, ya que bajo su administración el Concejo Municipal expidió el acuerdo 061 de diciembre de 2010 por medio del cual se expedía el Estatuto de la Contribución de la valorización.

A partir de allí comenzó el rodaje de una historia sin fin que parece inspirada en la película: “Buenos muchachos”. Buenos muchachos los del Concejo de aquellos años que nos legaron esta herramienta impositiva para que los alcaldes cobren lo que ya nosotros hemos pagado

La actual administración intentó aplicar la Valorización inventándose un nombre publicitario para justificarla: Plan Vial Bucaramanga Competitiva para el mejoramiento de la movilidad. Luego, intentó cobrarla otorgando un descuento del 10% y como no funcionó, lo aumentó al 50%.

Ahora, con la sentencia que suspendió el cobro de la Valorización y como dicha sentencia todavía no queda en firme, todos los que pagamos el impuesto de valorización quedamos con nuestra plata en el aire y sin poderla aplicar al pago del próximo impuesto predial.

¡No más! Ya es hora de que llegue a la alcaldía de nuestra ciudad, una nueva cultura. Una cultura de la lógica, de la ética y de la estética. Una cultura ciudadana que se comprometa a revocar y para siempre, el acuerdo de valorización, que es hoy uno de los agujeros negros que desaparece la plata de los ciudadanos.

Publicidad
Autor: Rodolfo Hernández
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.