Lunes 09 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Una ventana sin horizonte

Comparta este artículo ›

Columnista: Sergio Arenas

Uno de los problemas más complejos del país es la creación de empresas. El Gobierno insiste en la implementación de herramientas, sobre todo tecnológicas, creyendo que con esto simplifica la vida de un comerciante, pero la realidad nos ha demostrado otra cosa.

Recientemente, el Gobierno Nacional lanzó la Ventanilla Única Empresarial (VUE), mediante una plataforma web. Por medio de esta estrategia, supuestamente, están integrando los trámites mercantiles, tributarios y de seguridad social, con el fin de optimizar los tiempos para la creación de empresas. Evita el diligenciamiento de varios formularios, elimina el requisito de crear una cuenta bancaria para la expedición del Registro Único Tributario (RUT) y ayuda a registrar a las empresas como empleadores ante las EPS.

El problema radica fundamentalmente en que el Gobierno Nacional concibe a las empresas solo en su momento de creación, pero no en su continuidad. Por eso las políticas han sido diseñadas a incentivar las empresas, pero no propenden por su estabilidad y funcionamiento.

Una vez se crea la empresa, se debe cumplir con más de 21 obligaciones legales con sus respectivos trámites: licenciamiento urbano y especializado por sectores; permisos regulatorios Invima, ICA y Sena; habilitaciones en ministerios, superintendencias y secretarías departamentales y municipales; registro de bases de datos; relación con el consumidor; declaraciones nacionales, departamentales y municipales; entre otras.

La política de Estado no es únicamente una plataforma web, es la coordinación lógica y estéticamente diseñada para que los actores públicos y privados, que controlan la actividad empresarial, definan horizontes claros, ágiles y efectivos frente al empresario.

Los dirigentes de un municipio como Bucaramanga, quienes no tienen el más mínimo interés de generar diálogos con la Cámara de Comercio para establecer políticas alineadas con las del Estado y su intención de simplificar la vida del comerciante, solo ayudarán a poner en funcionamiento una ventanilla única empresarial sin horizonte.

Publicidad
Autor: Sergio Arenas
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios