Domingo 26 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Duque en Santander

Comparta este artículo ›

Columnista: Sergio Rangel

Siempre se dijo, en la época en que los alcaldes y gobernadores se podían sustituir por decreto presidencial, que los políticos santandereanos y las comisiones que se armaban en provincia, iban a Bogotá cada mes a pedir que se los cambiaran. Discutidores de tejemanejes políticos. Entre tanto los de otras regiones pedían carreteras, sí sabían de los valores económicos que significaba una buena vía para salir al mar o comunicarse entre regiones. También hubo una época de buenos señores. Recuerdo nombres como Gustavo Líevano, José María Buitrago, Armando Puyana, Gerardo Silva Valderrama, y otros ciudadanos quijotescos, quienes crearon el sueño del “Oriente Colombiano” cuyo fin era constituir con los dos Santanderes y Boyacá un eje regional que le abriera las puertas económicas con Venezuela, la “… mil veces rica Venezuela”. Aunque no lo crean los jóvenes de hoy, hubo una vez una rica Venezuela. La economía de los Santanderes giraba alrededor de las alzas o caídas del peso frente al bolívar. No sé si serán “molinos de viento” volver a pensar como aquellos señores, que el destino de los Santanderes incluyendo a Antioquia, está (al caer Maduro) en la reconstrucción de Venezuela. Antes del patán Chávez y el grotesco Maduro, el comercio en doble vía, de aluminio, hierro, confecciones, calzado, etcétera, alcanzó a superar el 30% de las exportaciones e importaciones de Colombia. De ahí que siempre se pensó en la vía por el Escorial, rápida y menos sinuosa, que la que intentan los Obispos por Pamplona. Ciudad de estudiantes, importante, pero que debió mirarse con perspectiva semiótica para la educación y no como cruce de caminos. Los Santanderes con esa gran votación al Presidente Duque, quisieron decirle que de él lo esperan todo. No es imposible volver a pensar en la ruta de Maracaibo para las exportaciones y a su vez ofrecerle a Venezuela las posibilidades del Mar Pacífico. Recuerde Ud señor Presidente cuántas veces el país ha creado un nuevo orden con los santandereanos, y este es uno de esos momentos. Bienvenido Presidente Duque a Bucaramanga y al Socorro la semana venidera.

Publicidad
Autor: Sergio Rangel
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.