Domingo 02 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Coreanos en Bucaramanga

Comparta este artículo ›

Columnista: Sergio Rangel

Fui invitado al Encuentro de la Asociación de Estudios Coreanos, experiencia de Corea con la Economía Naranja. El evento se celebró el viernes pasado en la UIS, facultad de ingeniería mecánica. Todo resultó de maravilla. El CEO de la Cámara de Comercio, Juan Diego Rojas, abrió la presentación con una inteligente intervención sobre la importancia de la misión coreana que se encontraba en Bucaramanga. El Director del Centro de Estudios Asiáticos, el mexicano Renato Balderrama (con B) mostró la solidez de la economía coreana, que sobrepasa de largo a todos los países europeos. Hizo caer en cuenta que Corea, además de ser un ejemplo de recuperación (economía creativa e innovación) después de la guerra espantosa a la que se vio sometida durante tres sangrientos años (1950- 1953), era el mercado obligado a buscar por los colombianos. YounggyuKwon asesor de Koica hizo un magnífico relato sobre los desarrollos de Seúl. Sus alcaldes le dieron a la capital el toque humanista que debe tener toda ciudad, cuidar que el desarrollo no amenace la libertad y movilidad, y no reduzca los espacios destinados al disfrute. El basurero de Seúl fue convertido en el estadio del mundial de fútbol de hace cuatro años y el río Han pasó de ser una cloaca a un río de aguas limpias y su ribera a ser un maravilloso jardín. Relató también el ejemplarizante castigo a la Presidenta Park Geun, condenada a 25 años por corrupción el año pasado. Pena imposible de comparar a la laxitud de las nuestras. El humanismo en la economía naranja de Corea juega un papel importantísimo. Sunny Kim, la simpática esposa de Bell Park, el más colombianizado de todo el grupo coreano, puso a sonar su saxo, interpretando varias melodías, entre ellas “Bésame mucho”. Llegó la hora del almuerzo. No pude regresar, pero con lo visto y oído comprendí lo que era el símbolo de su desarrollo, STEM+A, science, technology, engineer, mathematics y arts.

Publicidad
Autor: Sergio Rangel
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.